Educadora de 96 años se burla de condecoración oficial: "Me parece una medalla horrenda"

Celina Elizabeth Jiménez es la prueba viviente de que el buen humor alarga la vida. Un video de la educadora venezolana de 96 años se viralizó por sus jocosas declaraciones sobre un reconocimiento universitario por su trayectoria docente.

La educadora de 96 años se burló de una manera muy divertida de la condecoración que recibió
La educadora de 96 años se burló de una manera muy divertida de la condecoración que recibió

Vestida con un elegante vestido blanco, un collar de cuentas medianas y una medalla dorada que pendía de una cinta tricolor, Jiménez declaró con absoluta sinceridad lo que pensaba del acto celebrado en su honor en la Universidad Politécnica Territorial de Lara, Andrés Eloy Blanco (Uptaeb).

Una gran enseñanza de la educadora venezolana Celina Elizabeth Jiménez es asumir la vida con sentido del humor. No tuvo reparo en criticar al gobierno venezolano sin dejar de sonreír. (Getty Images)
Una gran enseñanza de la educadora venezolana Celina Elizabeth Jiménez es asumir la vida con sentido del humor. No tuvo reparo en criticar al gobierno venezolano sin dejar de sonreír. (Getty Images)

“Sencillamente declaro que no veo cuál es la proeza de haber llegado a los 96 años. Parece que todo el mundo lo ve así, una proeza, un heroísmo llegar a los 96 años”, dijo entre risas. “El heroísmo es para los que nos soportan”, agregó.

Sobre el reconocimiento dijo con franqueza: “Me parece una medalla horrenda, porque no es de oro. Parece de oro pero no es. Lo único legítimo allí es la cinta”, dijo en modo de sorna.

Y para rematar opinó que “el acto estuvo muy lento. Con mucha habladera de paja”, expresión coloquial usada en Venezuela para describir una conversación sin importancia, banal o improductiva.

Dijo que fue muy aclamada por los presentes sólo por su edad, asunto que le parece una tontería.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Cuando el entrevistador le pidió que le dijera unas palabras al pueblo venezolano, Jiménez dijo: “Que estudien. Que se preparen. Que este país tiene mucho futuro aunque no tenga presente”, dijo sin parar de reír.

La Uptaeb es una institución pública de educación superior de carácter tecnológico con una matrícula de unos 12.500 estudiantes ubicada en la región centrooccidental de Venezuela, a unos 365 kilómetros al oeste de Caracas.

Las declaraciones de la educadora nonagenaria causaron revuelo en las redes sociales por su frescura y porque es poco común escuchar opiniones tan directas sobre un acto celebrado en una institución pública por temor a las represalias y por la censura que suele existir en la cobertura informativa.

Reír alarga la vida

La risa espontánea de Jiménez puede ser un factor que ha contribuido con su longevidad. La Sociedad Española de Neurología ha afirmado que reírse a menudo alarga la vida unos 4 años y medio, en relación a las personas que les cuesta sonreír.

Los investigadores sugieren que cuando reímos, activamos zonas cerebrales que liberan impulsos eléctricos casi inmediatamente después de que comenzamos a sonreír. De alguna manera, la risa sirve como un purificador emocional porque a través de ella expulsamos toda la energía negativa.

Además que mientras reímos, estamos liberando endorfinas y dopamina, dos de los cuatro químicos cerebrales conocidos como “el cuarteto de la felicidad”.

La reconocida Clínica Mayo preparó la siguiente lista de los efectos de la risa en la salud, que te invitarán a tomarte la vida con más humor como lo hace la longeva educadora venezolana.

  • Estimular los órganos. La risa aumenta la ingesta de aire rico en oxígeno, estimula el corazón, los pulmones y los músculos, y aumenta las endorfinas que libera el cerebro.

  • Activa y alivia tu respuesta al estrés. La risa espontánea enciende y luego enfría tu respuesta al estrés, y puede aumentar y luego disminuir su frecuencia cardíaca y su presión arterial. Eso resulta en una agradable sensación de relajación.

  • Calma la tensión. La risa también puede estimular la circulación y ayudar a la relajación muscular. Eso te puede ayudar a reducir algunos de los síntomas físicos del estrés.

  • Mejora tu sistema inmunológico. Los pensamientos negativos se manifiestan en reacciones químicas que pueden afectar tu cuerpo al generar más estrés en tu sistema y disminuir su inmunidad. Por el contrario, los pensamientos positivos pueden liberar neuropéptidos que ayudan a combatir el estrés y enfermedades potencialmente más graves.

  • Aliviar el dolor. La risa puede aliviar el dolor al hacer que el cuerpo produzca sus propios analgésicos naturales.

  • Aumentar la satisfacción personal. La risa también puede hacer que sea más fácil hacer frente a situaciones difíciles. También te ayuda a conectarte con otras personas.

  • Mejorar tu estado de ánimo. Muchas personas experimentan depresión, a veces debido a enfermedades crónicas. La risa puede ayudar a disminuir el estrés, la depresión y la ansiedad y puede hacerte sentir más feliz. También puede mejorar tu autoestima.

Fuentes: Twitter, COPE, Clínica Mayo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Metabolismo acelerado: 8 ventajas de una buena ducha fría