La abuela de Salvador Ramos intentó deshacerse del arma días antes del tiroteo masivo, afirma un informe

·3  min de lectura

La abuela de Salvador Ramos intentó deshacerse del arma pocos días antes de que él le disparara en la cara y asesinara a 21 personas inocentes en el tiroteo masivo de la semana pasada en una escuela primaria de Uvalde, según un informe.

El vecino Rudy Martínez le dijo a The Daily Beast que escuchó gritos provenientes de la casa de Celia Gonzáles en la mañana del jueves 19 de mayo.

Martínez dijo que González, que sigue en el hospital recuperándose del ataque de su nieto de 18 años, le dijo más tarde que ella y Ramos estaban discutiendo porque descubrió que él “había llevado armas a su casa”.

“Ella no las quería allí”, dijo Martínez.

Cuando le exigió a Ramos que sacara el arma de su casa, el joven de 18 años se indignó con su abuela, reveló el vecino.

Los funcionarios revelaron previamente que Ramos compró legalmente un arma semiautomática el 17 de mayo, solo un día después de cumplir 18 años.

Debido a las laxas leyes de armas de Texas, pasó a comprar legalmente una segunda arma semiautomática en la misma tienda solo tres días después, el 20 de mayo, sin que nadie advirtiera nada.

La tía de Ramos, Natalie Salazar, dijo a los investigadores que la familia había encontrado un rifle estilo AR-15 en una bolsa de lona en su casa el 19 de mayo, dijo una fuente policial a The Daily Beast.

Se cree que el arma de fuego es la Smith & Wesson M&P15 que Ramos compró el 17 de mayo.

La fuente policial dijo que los miembros de la familia le dijeron a Ramos que se deshiciera del arma porque su abuelo Rolando Reyes tiene antecedentes penales y, por lo tanto, tiene prohibido poseer armas de fuego, dijo la fuente.

Tras el altercado por el arma, según los informes, Ramos abandonó la casa de su abuela, donde había estado viviendo durante los últimos dos meses, el 19 de mayo.

Regresó a la casa tres días después, el domingo 22 de mayo, y no parecía tener armas en su poder ni dentro de la casa, según la fuente policial.

Pero, en realidad, cuando regresó a la casa familiar, había comprado un segundo rifle semiautomático.

No está claro dónde estuvieron guardadas las dos armas de fuego en ese momento.

Salvador Ramos en vídeos que publicó en línea antes del tiroteo masivo (Capturas de pantalla/CNN)
Salvador Ramos en vídeos que publicó en línea antes del tiroteo masivo (Capturas de pantalla/CNN)

Dos días después, el 24 de mayo, Ramos le disparó a su abuela en la cara antes de conducir hacia la escuela primaria Robb en la camioneta de la familia.

Abandonó el vehículo en una zanja cerca de la escuela y entró al edificio donde abrió fuego contra estudiantes y miembros del personal inocentes.

Ramos se atrincheró en un salón de clase, donde asesinó a tiros a 19 alumnos de entre nueve y 11 años, y a dos docentes que murieron tratando de proteger a los niños.

El pistolero finalmente fue asesinado a tiros por agentes de la Patrulla Fronteriza después de que los oficiales irrumpieron en el salón de clase.

El Departamento de Justicia inició una investigación sobre el manejo de la situación luego de que funcionarios locales admitieran que se cometieron errores críticos.

Los oficiales en la escena se quedaron afuera, esperando la asombrosa cantidad de 77 minutos desde el momento en que el tirador ingresó a la escuela antes de ingresar al salón de clase con barricadas y matarlo a tiros.

Durante ese tiempo, los disparos continuaron sonando dentro del salón de clase, los estudiantes desesperados atrapados adentro llamaron al 911 pidiendo ayuda y los padres en pánico rogaron a las fuerzas del orden público que les permitieran salvar a sus hijos.

Con preguntas sin respuesta que no dejan de acumularse, esta semana se afirmó que el jefe Pete Arredondo de la policía del Distrito Escolar Independiente Consolidado de Uvalde, quien estuvo a cargo del incidente y tomó la decisión de que los oficiales no ingresaran al salón de clase, dejó de cooperar en la investigación sobre el tiroteo del Departamento de Seguridad Pública de Texas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.