Principales colegios cierran las urnas para las municipales de Brasil

Agencia EFE
·3  min de lectura

Sao Paulo, 15 nov (EFE).- Los principales colegios electorales brasileños cerraron este domingo a las 17.00 hora local (20.00 GMT), al cabo de 10 horas de votaciones para elegir los alcaldes y concejales de 5.569 municipios para los próximos cuatro años.

Debido a los diferentes husos horarios de Brasil, los primeros colegios en cerrar sus puertas fueron los de los estados de las regiones sur, sureste y nordeste, donde se concentra la mayoría de los casi 150 millones de electores llamados a las urnas.

En los estados amazónicos y en la parte oeste, los centros cierran una y dos horas más tarde.

Las autoridades judiciales decretaron el uso obligatorio de mascarilla para poder votar y establecieron estrictos protocolos sanitarios, ampliando en una hora el periodo de votación y reservando la primera franja horaria para los electores de más de 60 años, grupo de riesgo para la covid-19.

Aunque la incidencia ha remitido desde septiembre, la covid-19 ya ha dejado en Brasil más de 165.000 muertos y casi 6 millones de contagios, convirtiendo al país en uno de los focos globales de la enfermedad.

En Macapá, capital regional del remoto estado de Amapá (norte), no hubo elecciones municipales este domingo debido al aplazamiento decretado por las autoridades electorales esta semana por razones de seguridad, a raíz de problemas en el abastecimiento energético en la región.

NEUTRALIZADA TENTATIVA DE ATAQUE

En una rueda de prensa celebrada dos horas antes de la clausura de las urnas, el presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), el juez Luis Roberto Barroso, precisó que fueron sustituidas 1.700 de las casi 500.000 urnas electrónicas por problemas técnicos.

Según Barroso, se trata de "un número insignificante", por lo que no hizo falta recurrir al papel.

Hasta el momento, 252 personas han sido retenidas temporalmente por la Policía por hacer propaganda ilegal, entre ellos 30 candidatos.

Sin entrar en detalles, el juez explicó que, con la ayuda de las empresas telefonía, se neutralizó "totalmente" un ataque a los sistemas del TSE que abrigan informaciones de la Justicia Electoral.

"Hubo un intento de una gran cantidad de personas intentando entrar (por Internet) al mismo tiempo y derrumbar el sistema, pero todo está funcionando bien", dijo Barroso, quien adelantó que el ataque probablemente procedió del extranjero y reivindicó la seguridad de las urnas electrónicas, usadas desde hace más de dos décadas en Brasil.

El envío de informaciones de estas urnas al TSE no corrió riesgo, pues la transmisión se realiza por una red encriptada del propio tribunal, que no fue afectada.

Hubo otros incidentes en una jornada mayoritariamente tranquila. Destacaron las habituales largas filas en algunos colegios electorales en un país en que el voto es obligatorio.

Las elecciones de este domingo, que cuentan con una segunda vuelta el 29 de noviembre para los candidatos que no logren más del 50 % de los votos, deberían haberse celebrado en octubre, pero las autoridades electorales las postergaron por la pandemia.

Las municipales son las primeras elecciones que se celebren en Brasil desde las presidenciales de octubre de 2018, en las que llegó al poder la ultraderecha de la mano del actual presidente Jair Bolsonaro.

Bolsonaro ha apoyado públicamente a algunos candidatos en las grandes capitales del país, pero las encuestas les vaticinan malos resultados.

Los sondeos auguran victorias de partidos de centro y centroderecha en Sao Paulo, Río de Janeiro y Belo Horizonte.

(c) Agencia EFE