Afluencia desigual de votantes y medidas de seguridad en partes de EE.UU.

Filadelfia/Austin/Los Ángeles, 3 nov (EFE).- La afluencia de votantes a las urnas está siendo desigual en distintas partes de Estados Unidos, donde, debido a la pandemia, millones de electores han ejercido ya su derecho al sufragio en la votación anticipada para los comicios generales de este martes.

En el centro de Filadelfia, en Pensilvania, uno de los estados clave, había pocas personas en los lugares de votación, donde se registraban escasas filas, en medio de cierta tensión, según pudo constatar Efe.

En la zona había una importante presencia policial, con los escaparates y entradas de tiendas, además del acceso a hoteles, tapiados con tablas de madera, ante posibles disturbios esta noche.

Aun así se respira un ambiente de normalidad, con cierto aire de recelo, especialmente cuando llegan periodistas a los centros de votación.

A la puerta de la Alcaldía de Filadelfia había un importante despliegue policial con agentes equipados con material antidisturbios.

Mientras, en Wilmington (Delaware), ciudad de residencia del candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, sí que había bastantes votantes haciendo cola a las puertas de los centros de votación.

Entretanto, en las afueras de Washington DC, en Arlington (Virginia), dos decenas de personas hacían fila para votar a primera hora de la mañana en la entrada de un instituto de secundaria, situado en una área residencial de clase media y predominantemente demócrata, donde el 63 % de las vecinos ya había sufragado de manera anticipada o por correo.

Después de depositar su voto en la urna, todos los electores recibieron una pegatina con la frase "yo he votado".

Y del este al sur del país, en Texas, donde había poca afluencia en los lugares de votación habilitados en el centro de la capital del estado, Austin, y que visitó Efe.

Únicamente en la Biblioteca Central de Austin, al lado del Lago Lady Bird, había tímidas colas con una decena de personas esperando y siguiendo las reglas de distanciamiento social.

En el oeste de EE.UU., en Los Ángeles, lo que llamaba la atención este martes era las medidas de seguridad adoptadas ante posibles protestas y disturbios en las próximas horas, para que no se repitan los saqueos de junio durante las manifestaciones para protestar por la violencia policial contra los afroamericanos.

En el eje comercial del Promenade de Santa Mónica, gran parte de los comercios estaban cubiertos con tablones de madera y todavía había trabajadores esta mañana reforzando la seguridad de las tiendas.

De la misma manera, el área acomodada de Rodeo Drive, en pleno corazón de Beverly Hills, donde hay comercios de lujo, estaba cortado al tráfico tanto de peatones como de vehículos.

Debido a la pandemia de covid-19, muchos electores han optado por ejercer su derecho a través del voto anticipado, en el que se han alcanzado cifras récord de participación, con más de 100.00 votantes.

(c) Agencia EFE