Colombia vota por el cambio sin definir cómo ni hacia dónde

·4  min de lectura

Bogotá, 29 may (EFE).- El deseo de cambio de los colombianos fue expresado este domingo en las urnas con la victoria del izquierdista Gustavo Petro, que sin embargo tendrá que disputar la Presidencia en segunda vuelta con el populista independiente Rodolfo Hernández, la gran sorpresa de esta jornada electoral.

El resultado pone al país ante un escenario inédito en el que por primera vez la izquierda tiene opciones claras de llegar al poder pero antes tiene que convencer a una parte del electorado que hoy se dejó seducir por los cantos de sirena de Hernández y su promesa de gobernar con la lucha contra la corrupción como única bandera.

El desgaste de la derecha, que es la que históricamente ha gobernado a Colombia, y las crecientes demandas sociales expresadas en las multitudinarias protestas callejeras de 2021 se manifestaron hoy en la primera vuelta presidencial pero el país queda sin saber cómo será el cambio que tanto reclama: O gira a la izquierda por primera vez con Petro o prueba suerte con el populismo de Hernández.

LA IZQUIERDA ADELANTE

Petro, exguerrillero del Movimiento 19 de Abril (M-19), exalcalde de Bogotá y candidato de la coalición Pacto Histórico, confirmó los pronósticos de las encuestas al obtener hoy, con el 99,90 % de los votos contabilizados, 8.523.956 sufragios, equivalentes al 40,32 %, mientras que Hernández recibió 5.952.067 papeletas (28,15 %).

En tercer lugar quedó Federico "Fico" Gutiérrez, de la coalición de derechas Equipo por Colombia, con 5.054.993 votos (23,91 %), resultado que lo convierte en el gran perdedor de la jornada, y en cuarto se situó el aspirante del centro, Sergio Fajardo, con 888.151 votos (4,20 %), algo que se venía venir para una candidatura que nunca despegó.

La votación de Petro, si bien confirma su condición de favorito, supera en solo 500.000 los votos que obtuvo hace cuatro años, cuando perdió en segunda vuelta con el hoy presidente Iván Duque, y está muy por debajo de lo que esperaba para ganar en primera vuelta, para lo cual le faltaron más de dos millones de votos.

"Hoy hemos ganado. Hoy es un día de triunfo. Los resultados están allí casi completos ya", dijo Petro en su discurso tras conocer las cifras de las elecciones y añadió que su votación "casi duplica" las cifras del pasado 13 de marzo, cuando fue escogido como candidato en la consulta del Pacto Histórico con 2,7 millones de votos.

El candidato consideró su victoria como una derrota del presidente Iván Duque, cuyo Gobierno terminará el próximo 7 de agosto y está ya en la recta final con una muy baja popularidad.

"Los partidos políticos aliados al Gobierno de Duque, su proyecto político, ha sido derrotado en Colombia", manifestó Petro y aseguró que con los resultados de este domingo "se acaba un periodo, se acaba una era".

DEFINICIÓN APLAZADA TRES SEMANAS

Vistos los resultados de este domingo, Petro no la tendrá fácil en la segunda vuelta el 19 de junio porque según, distintos analistas, su candidatura, que juntó el apoyo de políticos tradicionales de otros partidos, como los senadores Roy Barreras y Armando Benedetti, alfiles de su campaña, tiene poco espacio para crecer, a diferencia de la de Rodolfo.

El ingeniero Hernández, que hizo una campaña sin alianzas ni grandes inversiones en propaganda, transmitiendo su mensaje por medio del voz a voz entre vecinos y por las redes sociales, en las cuales es muy activo a pesar de sus 77 años, parece tener más radio de acción para sumar nuevos votantes como los que le apoyaron hoy y que dicen estar cansados de la corrupción.

De hecho, "Fico" Gutiérrez, en una breve declaración en la que aceptó su derrota, anunció que tanto él como su compañero de fórmula, Rodrigo Lara Sánchez, apoyarán a Hernández en la segunda vuelta porque, según dijo: "no vamos a poner en riesgo el futuro de Colombia, de nuestras familias y de nuestros hijos".

Ese anuncio, aunque es a título personal, puede leerse como una invitación a los votantes de la derecha a que apoyen a Hernández, un empresario que hizo fortuna con la construcción civil y al que es difícil situar en un orilla ideológica porque su discurso está lleno de frases subidas de tono contra la corrupción y contra la política tradicional.

"La corrupción no se combate con frases de TikTok", le criticó esta noche Petro en su discurso, haciendo referencia a la táctica electoral de Hernández de transmitir sus mensajes a sus seguidores mediante las redes sociales.

Hernández, por su parte, fiel a su irreverencia y desparpajo, leyó una declaración desde la cocina de su casa en Bucaramanga, capital del departamento de Santander, de donde es oriundo, y ciudad de la que fue alcalde entre 2016 y 2019, en la que dijo que "será el pueblo quien construirá la victoria en segunda vuelta".

"Hoy perdió el país de la politiquería, de la corrupción, perdieron las gavillas que creían que serían gobierno eternamente, hoy ganó la ciudadanía, hoy ganó Colombia", festejó Hernández.

A partir de mañana empieza otra carrera presidencial en la que tanto Petro como Hernández tendrán tres semanas para ampliar su electorado para conseguir un triunfo inédito en Colombia que nunca ha tenido en el poder ni a un izquierdista ni a un populista.

Jaime Ortega Carrascal

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.