Se abre una semana histórica con el inicio de sesiones del nuevo Congreso en EE.UU.

Nuevos rostros se harán ver en los predios políticos de Washington D.C. Por primera vez hay 47 representantes de origen hispano, 14 de ellos recién electos. Será una legislatura reñida, pues ninguna de las bancadas tiene una mayoría de peso.