Abre en Colorado primer centro de vacunación contra covid-19 en barrio latino

Agencia EFE
·2  min de lectura

Denver (CO), 18 feb (EFE News).- A más de dos meses del inicio en Colorado de la campaña de vacunas contra la covid-19, Denver abrió este jueves en un barrio con mayoría de latinos el primer centro de vacunación en este estado, con la promesa de establecer sitios similares en otros sectores de la ciudad.

“Nos enfocamos en lugares de nuestras comunidades que han sido desproporcionadamente afectados por el virus”, dijo el alcalde Michael B. Hancock al inaugurar el programa de vacunas en el Centro Recreativo Montbello, en el noreste de Denver.

En ese vecindario, según datos de la Oficina del Censo, 55 % de los 36.000 habitantes son de origen hispano. Y mientras en este barrio cerca del 5 % de los residentes han sido vacunados, en los barrios con mayoría de blancos el porcentaje es “significativamente más alto”, según el Comité de Equidad al Vacunar, dependiente del Gobierno estatal.

De hecho, según ese comité, los blancos representan dos de cada tres de los ya vacunados en Colorado, contra 4 % de los latinos (que son el 22 % de la población estatal). Pero, cabe mencionar, uno de cada cinco vacunados prefirió no revelar su etnicidad, por lo que se desconoce el porcentaje real de latinos ya vacunados.

Más allá de las estadísticas, el hecho de contar con “un sitio fijo de vacunación” en Montbello permite responder “directa y proactivamente” a la disparidad en la vacunación y “proteger a los más afectados y vulnerables miembros de nuestra comunidad”, declaró la concejal Stacie Gilmore, presidenta del Concejo Municipal de Denver.

La funcionaria indicó que Denver implementará “estrategias que impulsen la equidad”, por ejemplo, abriendo otros sitios de vacunación en barrios carenciados o trabajando con grupos comunitarios para “facilitar el acceso a la vacuna” a ancianos y personas discapacitadas de minorías, así como inmigrantes y refugiados.

De esa manera, dijo, “nadie en Denver quedará sin vacunarse”, especialmente “las minorías étnicas y raciales con alto riesgo de morir por la covid-19”.

La estrategia también incluye coordinar el proceso de vacunación con los centros médicos (clínicas, hospitales, farmacias), asociarse con proveedores de salud privados para tener sitios de vacunación permanentes en centros comunitarios (iglesias, organizaciones no lucrativas) y seguir utilizando centros móviles de vacunación enfocados en “comunidades específicas en riesgo”.

La meta, expresó el alcalde Hancock, es llegar a “oportunidades equitativas en las que ni la raza ni la etnicidad puedan ser usadas para anticipar la expectativa de vida de aquellos contagiados por la covid-19”.

Los otros centros, cuya fecha de apertura aún se desconoce, estarán en los barrios hispanos del norte y el suroeste de Denver. En todos los casos, los interesados en vacunarse deberán primero inscribirse en línea, excepto “cuando el acceso a la tecnología sea un obstáculo”. En esa situación, cada centro decidirá cómo ayudar a su comunidad.

(c) Agencia EFE