"Abran un poco su mente para aceptar a todos"

Eduardo Dina

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 29 (EL UNIVERSAL).- Tatuajes, perforaciones e incrustaciones lucieron en el Cuarto Encuentro Nacional por la No Discriminación de Modificaciones Corporales, organizado por la asociación Mi Capacidad no es Tatuada es Demostrada, en colaboración con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred).

The Black Alien, hombre que ha modificado su cuerpo para parecer un alien, contó a EL UNIVERSAL que ha sufrido discriminación por "ser diferente".

Francés radicado en Guadalajara, con lengua bífida, incrustaciones, ojos tatuados y 20 modificaciones corporales, The Black Alien mencionó que busca la amputación de una parte de su cuerpo, "pero no ahora, me gustaría en años".

Señaló que todas las modificaciones en su cuerpo le han causado algo de dolor.

Pidió no discriminar por apariencia física e hizo un llamado: "Abran un poco más su mente para aceptar a todo el mundo".

Roberto Castillo, director general de Mi Capacidad no es Tatuada es Demostrada, lamentó que se siga discriminando a las personas por la apropiación de su cuerpo.

Refirió que como asociación civil también redireccionan casos de personas que han sido discriminadas a instituciones como Copred o Conapred; trabajan en seminarios de profesionalización en nuevas modificaciones corporales, como el tatuaje ocular y la nueva praxis.

"Todo un fenómeno que se vive dentro de la modificación corporal, que también es la discriminación estructural. Una cosa es ser una persona con tatuajes de tez más clara y vas a ser perseguido por la policía de cierta manera, pero si eres una persona de tez más oscura y con tatuajes, vas a ser asediado por los cuerpos de seguridad de distinta forma.

"Tenemos racismo y clasismo, también dentro de la discriminación en modificaciones corporales", lamentó.

"Vivimos en una sociedad que discrimina mucho", dijo Castillo al hacer un llamado para que las personas conozcan sus propios derechos.

En México, según Mi Capacidad no es Tatuada es Demostrada, hay alrededor de 35 millones de personas con modificaciones corporales.