Aborto: Sergio Massa enfatizó que el Congreso será un lugar "neutral y abierto" al debate

Laura Serra
·4  min de lectura

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, recibió hoy a representantes de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que reclamaron el tratamiento urgente del proyecto que legaliza la interrupción voluntaria del embarazo. Tres horas después escuchó el reclamo contrario de los militantes de la agrupación Unidad Provida, quienes pidieron que no se realice el debate mientras se prolongue la pandemia.

Massa no precisó cuándo el Congreso retomará el debate de la iniciativa, la cual fue rechazada hace dos años por el Senado. "Esa es una decisión del Poder Ejecutivo", explicaron allegados al presidente del cuerpo. Massa se limitó a escuchar a las partes y a garantizar que el Congreso será un lugar "neutral y abierto al debate de ideas" y que, en este ámbito, procurará garantizar una discusión sin agresiones ni faltas de respeto entre los legisladores enrolados a favor o en contra del proyecto.

Elisa Carrió denunció ante el GAFI que el Gobierno "desmantela" los organismos de control para darle impunidad a Cristina Kirchner

Desde la Casa Rosada trascendió que la intención del presidente Alberto Fernández es girar la iniciativa antes de fin de año, para evitar que el debate se superponga con el clima electoral conforme se acerquen las elecciones de medio término. Sin embargo, sus principales espadas legislativas en la Cámara baja evitaron dar cualquier precisión al respecto.

Las representantes de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito anticiparon que insistirán en su reclamo. En el encuentro con Massa participaron las diputadas Silvia Lospennato (Juntos por el Cambio) y las oficialistas Mónica Macha, presidenta de la Comisión de Mujeres y Diversidades, y la bonaerense Jimena López.

"Vamos a tener sesiones extraordinarias, así que el calendario parlamentario no es un obstáculo. Estamos trabajando en una estrategia conjunta con las organizaciones para generar las condiciones que necesitamos. Nuestro objetivo no es el tratamiento en sí mismo sino ganar y que sea ley", enfatizó la diputada Macha.

También estuvo presente en la reunión Malena Galmarini, esposa de Massa y presidenta de AySA. En nombre de la Campaña participaron Julia Martino -una de las redactoras del proyecto de ley que fue presentado en 2019 por octava vez-, Marta Alanis, Mónica Menini, Mariángeles Guerrero, Constanza Fosch, Pamela Martín García, Analía Más, Marcela Viura, Yamila Picasso y Jenny Durán.

"La criminalización del aborto agrava el acceso la salud y las complicaciones por abortos inseguros suman más demanda al sistema sanitario. Es esencial ampliar el marco de derechos y la legalización del aborto voluntario contribuirá a descomprimir los servicios de salud", expresaron las representantes de la Campaña en un comunicado.

"Desde la Campaña intensificaremos la presión para que se inicie el tratamiento. No podemos esperar más y exigimos al Congreso de la Nación y al presidente Alberto Fernández hechos concretos para que tengamos aborto legal en 2020", concluye.

La reunión con los representantes "celestes"

Por la tarde fue el turno de Unidad Provida, el conglomerado formado en 2018 donde confluyen representantes de más de 160 organizaciones, entre ellas Frente Joven, Asociación Civil Concordia y Abogados y Médicos por la Vida. En este caso, los militantes celestes estuvieron acompañados por Vanesa Massetani, del oficialismo y aliada de Massa, y Carmen Polledo, de Juntos por el Cambio, una de las abanderadas del pañuelo celeste.

"Fue un encuentro muy positivo en un clima de cordialidad. Massa mostró buena predisposición a escuchar nuestra postura. No dio ninguna precisión sobre cuándo arrancará el debate: nos dijo que él preside la Cámara, pero no decide", contó Polledo.

En un comunicado, las organizaciones que integran Unidad Provida reclamaron que se postergue la discusión sobre la iniciativa hasta tanto no finalice la pandemia. "Hay muchísimas prioridades sanitarias por las que mantener a la sociedad unida y el aborto no es una de ellas. Van a provocar a millones de personas en todo el país a movilizarse", argumentaron.

Además, pidieron que el Gobierno "no ceda ante la presión de sectores radicales que representan a la industria del aborto" y advirtieron que un debate "exprés" en medio de la pandemia "es antidemocrático, porque impide la participación de todos".

Una diputada del Frente de Todos propone crear un "observatorio de gestión menstrual"

Ana Belén Mármora, una de las presentes, señaló: "En 2018 nadie imaginó que millones de personas iban a salir a las calles en todo el país para salvar las dos vidas, y el Congreso rechazó el proyecto. La situación es demasiado delicada para abrir un nuevo frente de conflicto que divida aún más al país por un proyecto que nunca fue prioritario y menos ahora".