Abordan expertos el desarrollo sustentable rural pospandemia

México, 5 Jun (Notimex).- Un grupo de especialistas abordaron los retos que México enfrentará en el desarrollo rural sustentable después de la pandemia de COVID-19, además de la implementación de políticas para este sector

A través de la semana de “Medio Ambiente en tiempos de Pandemia” del Colegio Nacional, Salvador Anta Fonseca, asesor de organizaciones forestales comunitarias, habló sobre el marco legal de la Ley de Desarrollo Rural Sustentable, con la que debería empoderar estas actividades.

Sobre el marco legal de las actividades agroforestales, precisó que existe una brecha entre la ley y la práctica cotidiana, y recordó que la Comisión Intersecretarial para el Desarrollo Rural Sustentable, mandatada en dicha Ley General, “no se ha reunido ni una sola vez en el último año”.

En su intervención, Xóchitl Ramírez, investigadora de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), puntualizó el papel de la investigación en el acompañamiento del diseño de políticas públicas, así como programas específicos orientados a lograr un balance sano entre la producción agropecuaria del país y la conservación de la naturaleza.

Señaló como necesario repensar en una recuperación verde, en el reverdecimiento de la economía. Puntualizó que ninguna medida adoptada para la recuperación económica de México y del mundo deberá revertir los acuerdos internacionales alcanzados en materia de protección al medio ambiente.

Reconoció que el país tiene la capacidad de producir conocimiento científico, con un gran reconocimiento internacional. Frente a esto, indicó que sería un error que decisiones de orden presupuestal dañen la continuidad, el conocimiento acumulado, por lo que consideró que se necesitan mejores políticas de largo plazo en este sector.

Por su parte, Sergio Graf, secretario del Medio Ambiente del gobierno de Jalisco, apuntó que en México el sector agropecuario genera alrededor de 7 millones de empleos, equivalente a un 13 por ciento de la población ocupada a nivel nacional.

Mencionó que la producción agrícola continúa con la presión en los bosques, y, como resultado, es que tan sólo en 2018 se perdieron 200 mil hectáreas de capa forestal , no sólo por la tala ilegal, la urbanización o los incendios forestales, sino por la presión de la producción agrícola.

En este sentido, Graf recordó el caso de Jalisco, la producción aguacatera ha provocado daños en los bosques natural del estado.

Finalmente, en su participación, Rafael Obregón Viloria, funcionario del Sistema de Áreas Naturales Protegidas y Áreas de Valor Ambiental del gobierno de la Ciudad de México, expresó que el mayor reto con el que se debe trabajar es en la planificación de las ciudades, para converger en un modelo que permita hacer consumidores más responsables y, de este modo, lograr un eje de cambio.

-Fin de nota-

NTX/XDG/AEG