Abogan por formación de futuros científicos de México

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 8 (EL UNIVERSAL).- Liliana Quintanar Vera, investigadora del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), se pronunció en contra del anteproyecto de "Ley General de Humanidades, Ciencia y Tecnología", pues afirmó que no se toma en cuenta los subsidios necesarios para el desarrollo de investigaciones, por lo que consideró que la formación de los próximos científicos mexicanos está en juego, del mismo modo que posiciona a los centros públicos de investigación en la incertidumbre, pues el documento no garantiza su autonomía.

Durante su participación en una conferencia virtual en la que se habló sobre los riesgos que supone la aplicación del proyecto propuesto por la Red ProCienciaMX, la química farmacéutica expuso que uno de los más afectados sería el patrimonio científico de México, ya que esta propuesta desestabilizaría la situación de centros educativos, en los que se han formado grandes personajes a nivel posgrado y la generación de conocimientos de excelencia.

Los tópicos realizados por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) dictan que el financiamiento que será dirigido a los centros será mediado por un Consejo de Estado. Al respecto, Liliana Quintanar, adscrita al Departamento de Química del Cinvestav, resaltó que el financiamiento no puede estar centralizado, ya que las planificaciones, estrategias y decisiones podrían ser inequitativas.

Una demostración de ello, resaltó la especialista en enfermedades neurodegenerativas, es que el documento no plantea la autonomía de los centros, por lo que la delimitación de temas de investigación respaldados con apoyo económico es una clara demostración de la violación al término de ciencia básica en la propuesta, la cual establece que esta disciplina debe llevarse a cabo con el fin de aumentar el conocimiento de los principios fundamentales de la naturaleza y no responder a los objetivos prácticos inmediatos.

Otro de los puntos que más preocupa a Quintar Vega está relacionado con el otorgamiento de becas, pues este podría quedar limitado si los estudiantes realizan actividades de investigación que no estén alineadas a la agenda en materia de humanidades, ciencia y tecnología, referido en la primera sección del Programa Especial, estatificando y discriminando la relevancia de otros temas en materia de ciencia.

"De esta manera, si los programas de posgrado no atienden de forma directa a la solución de problemas nacionales, por ser de ciencia básica, los estudiantes podrían no ser sujetos de apoyo. Esto tendría impacto negativo en la formación de recursos humanos de alto nivel", mencionó la especialista del Cinvestav.

En este contexto, la catedrática exhortó a la comunidad estudiantil a conocer el contenido del anteproyecto, antes referido, y en consecuencia, participar en los foros de discusión organizados por ProCienciaMX para exponer sus dudas e inconformidades, ya que cualquier reforma relacionada con el aprovechamiento de los alumnos debe garantizar la diversidad en la investigación: "En especial porque tanto el conocimiento básico como el aplicado podrían tener un impacto directo en alguna problemática social en el corto tiempo", ahondó.

A la postre, Liliana Quintanar expuso que este año, el Cinvestav cumple 60 años de actividades a través de los cuales se ha dedicado a formar investigadores con la capacidad científica necesaria para fortalecer el sistema nacional y ofrecer herramientas científicas y tecnológicas para la solución de problemas nacionales, pues ya son más de 15 mil graduados de maestría y doctorado, que en la actualidad son quienes asisten a la nueva generación de investigadores.