Abogados lamentan caso de legisladora europea detenida

El abogado de la legisladora europea Eva Kaili, Andre Risopolous, segundo a la izquierda, habla con los medios de comunicación después de una audiencia en el Palacio de Justicia de Bruselas, el jueves 19 de enero de 2023. (Foto AP/Geert Vanden Wijngaert) (ASSOCIATED PRESS)

BRUSELAS (AP) — Los abogados de la ex vicepresidenta del Parlamento Europeo en el centro del escándalo de corrupción se quejaron el jueves de las condiciones de detención de su representada y solicitaron su liberación.

La legisladora europea Eva Kaili, de Grecia, fue destituida de su puesto de vicepresidenta del Parlamento Europeo después de ser detenida a principios de diciembre por cargos de corrupción, lavado de dinero y pertenencia a una organización criminal. Ella niega las acusaciones.

“Una vez más, hemos pedido que la señora Kaili sea liberada de prisión bajo medidas alternativas, como un brazalete electrónico u otras medidas similares”, dijo el abogado André Risopoulos después de una audiencia en un juzgado de Bruselas.

Risopoulos informó que Kaili estuvo en aislamiento a principios de este mes. Otro abogado, Michalis Dimitrakopoulos, dijo que el trato a su clienta era “tortura”.

“Durante 16 horas estuvo en un calabozo policial, y no en la cárcel ... Le negaron una segunda manta. Le quitaron la chaqueta. Esto es una tortura”, dijo. “La luz estuvo encendida todo el tiempo. No podía dormir”.

Los fiscales belgas sospechan que Qatar y Marruecos le pagaron a Kaili, al exparlamentario Pier Antonio Panzeri; al socio de la legisladora y amigo de Panzeri, Francesco Georgi, y a Niccolo Figa-Talamanca, líder del grupo de caridad No Peace Without Justice, para influir en la toma de decisiones en la asamblea. Ambos países niegan las acusaciones.

La oficina del fiscal federal dijo el martes que Panzeri aceptó convertirse en informante y revelar más información sobre el escándalo a cambio de una sentencia menor. Se comprometió a decirles a los investigadores los nombres de los involucrados y qué arreglos financieros se hicieron con otros países.

El escándalo salió a la luz pública el 9 de diciembre, después de que la policía llevó a cabo más de 20 redadas, principalmente en Bélgica e Italia. Cientos de miles de euros fueron encontrados en un domicilio y en una maleta en un hotel de Bruselas. Se incautaron teléfonos móviles y equipos informáticos y de datos.