Los abogados de Biden encontraron en una oficina privada documentos clasificados de la Administración Obama

Al menos una decena de documentos confidenciales de la etapa del actual presidente de Estados Unidos, Joe Biden, como vicepresidente durante la Administración Obama fueron encontrados durante el mes de noviembre en una oficina privada del mandatario cuando debían estar en manos de los Archivos Nacionales.

Los abogados de Biden encontraron clasificados del gobierno antes de las elecciones legislativas de medio mandato en el Centro Penn Biden para la Diplomacia y el Compromiso Global en Washington, un ente privado del mandatario adscrito a la Universidad de Pensilvania, donde fue profesor honorario entre 2017 y 2019, ha informado CBS.

En total, se habrían contabilizado al menos diez documentos confidenciales, si bien no está claro sobre qué versan o por qué motivo se encontraban en la oficina privada de Biden y no bajo custodia de los Archivos Nacionales.

El edificio que albergaba el espacio de oficinas del antiguo instituto del presidente Joe Biden, el Centro Penn Biden, se ve en la esquina de Constitution y Louisiana Avenue NW, en Washington, el martes 10 de enero de 2023. Documentos potencialmente clasificados fueron encontrados el 2 de noviembre, 2022, en un “armario cerrado con llave” en la oficina, según el abogado especial del presidente Richard Sauber. La Administración Nacional de Archivos y Registros tomó la custodia de los documentos al día siguiente después de ser notificado por la oficina del Abogado de la Casa Blanca. (Foto AP/Manuel Balce Cenata)
El edificio que albergaba el espacio de oficinas del antiguo instituto del presidente Joe Biden, el Centro Penn Biden, se ve en la esquina de Constitution y Louisiana Avenue NW, en Washington, el martes 10 de enero de 2023. Documentos potencialmente clasificados fueron encontrados el 2 de noviembre, 2022, en un “armario cerrado con llave” en la oficina, según el abogado especial del presidente Richard Sauber. La Administración Nacional de Archivos y Registros tomó la custodia de los documentos al día siguiente después de ser notificado por la oficina del Abogado de la Casa Blanca. (Foto AP/Manuel Balce Cenata)

Los titulares de cargos federales en Estados Unidos están obligados por ley a renunciar a documentos oficiales y registros clasificados cuando termina su servicio en el gobierno. No obstante, pueden solicitarlos bajo un permiso, aunque este no era el caso, según la citada cadena.

En tanto, el día de este descubrimiento --concretamente el 2 de noviembre de 2022--, la Oficina del Abogado de la Casa Blanca notificó a los Archivos Nacionales, que tomó posesión de los materiales a la mañana siguiente y comunicó al Departamento de Justicia el incidente para que llevara a cabo una investigación.

“La Casa Blanca está cooperando con los Archivos Nacionales y el Departamento de Justicia con respecto al descubrimiento de lo que parecen ser registros de la Administración Obama-Biden, incluida una pequeña cantidad de documentos con marcas clasificadas”, ha detallado el asesor de Biden Richard Sauber en declaraciones a CNN.

“Los documentos fueron descubiertos cuando los abogados personales del presidente estaban empacando archivos alojados en un armario cerrado con llave para prepararse para desocupar el espacio de oficina en el Centro Penn Biden en Washington. El presidente usó periódicamente este espacio desde mediados de 2017 hasta el comienzo de la campaña de 2020”, ha añadido.

Según ha detallado Sauber, los documentos “no fueron objeto de ninguna solicitud o consulta previa por parte del Archivo”.

Estos hechos tienen lugar meses después de que los agentes del FBI allanaran la residencia en Florida de Mar-a-Lago del expresidente Donald Trump para confiscar documentos clasificados de su Presidencia que permanecían bajo su custodia sin permiso de las autoridades competentes.

Entre los documentos que recogieron los agentes federales durante la redada a la residencia de Mar-a-Lago en agosto, se encontraron algunos archivos confidenciales que incluso describirían las defensas militares de un Gobierno extranjero, incluidas sus capacidades nucleares.