Abogado explica por qué Laura Bozzo no se presentó ante autoridades

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 27 (EL UNIVERSAL).- Tras ser acusada de defraudación fiscal por más de 12 millones de pesos, la defensa de Laura Bozzo explicó que la conductora de televisión no se ha presentado ante las autoridades por diversos problemas de salud.

En entrevista para el programa "Hoy", el abogado Diego Ruiz Durán acusó que a pesar de que Bozzo mostró sus diagnósticos médicos, el juzgador decidió ignorarlos y así "condenarla a muerte en una sentencia anticipada".

"La razón por la cual no se ha presentado es porque ella ha sido diagnosticada con un problema de enfisema pulmonar grave, mismo que se le enseñó al juzgador. Tiene un problema de depresión clínica diagnosticado", sostuvo.

Incluso, argumentó que el sistema de salud en las prisiones de México, y más en Almoloya, no es el óptimo para tener encerrada a una persona de 70 años, "por lo cual no debe estar tras las rejas por lo menos en lo que se resuelve".

Por ello, Ruiz Durán confirmó que jurídicamente se puede catalogar que la peruana está prófuga de la justicia y en cualquier momento podría ser detenida.

Al ser cuestionado sobre si la conductora de televisión se encuentra en México, agregó que actualmente desconoce su paradero y señaló que Bozzo sólo ha tenido comunicación con sus hijas, quienes le pidieron llegar a un acuerdo con las autoridades.

Especificó que la última vez que la vio fue en una audiencia de vinculación a proceso, donde sufrió un ataque de pánico "muy severo" tras la resolución y por esta razón fue valorada por un doctor.

Sobre la venta del inmueble que había sido embargado por el SAT, el abogado justificó que la presentadora jamás fue notificada de que este inmueble no podía venderse, por lo que "no hay delito que perseguir".

"La solicitud de embargo del SAT ingresa con posterioridad a la venta, por lo tanto no puede estar un bien embargado que ya ha sido vendido", señala.

En agosto se dio a conocer que Laura Bozzo vendió indebidamente un inmueble que estaba embargado por este órgano fiscal, el cual garantizaba el pago de un adeudo por 13 millones 769 mil pesos.

Este delito fiscal se conoce como depositaria infiel que se castiga con una pena de tres hasta nueve años de cárcel.

Ante esto, un Juez a cargo de la audiencia, y a petición de la Fiscalía General de la Republica (FGR), ordenó prisión preventiva justificada para la peruana en el Reclusorio de Santiaguito, en Almoloya de Juárez.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.