El abogado de Cristina Kirchner apeló en su defensa a una declaración de Alberto Fernández y Massa

·5  min de lectura
El presidente Alberto Fernández, cuando declaró en el juicio por el caso Vialidad, en febrero
El presidente Alberto Fernández, cuando declaró en el juicio por el caso Vialidad, en febrero

En el inicio de su alegato en defensa de la vicepresidenta Cristina Kirchner, en el juicio oral y público por el caso Vialidad, el abogado Carlos Alberto Beraldi utilizó un fragmento de la declaración testimonial que brindó en este proceso el presidente Alberto Fernández. En ese pasaje, el jefe del Estado asegura que no hay normas que establezcan cómo distribuir los fondos de obra pública entre las provincias. Con esos dichos, que Fernández realizó por haber sido jefe de Gabinete, el letrado que patrocina a la expresidenta buscó negar que Santa Cruz haya sido beneficiada con fondos por encima de los que le correspondían. Pero también argumentó con parte de la declaración del actual ministro de Economía, Sergio Massa, otro exjefe de Gabinete que pasó por el juicio como testigo. En este caso, lo citó para intentar desmentir al fiscal Diego Luciani en sus argumentos sobre los decretos de ampliación presupuestaria y el modo de utilización de fondos de fideicomiso.

“No existe ninguna norma que ponga limitaciones a cómo se distribuye el gasto en obra pública. Eso, a mi juicio, es una decisión de carácter político no judiciable” , dijo el Presidente en el fragmento de su testimonial que eligió pasar Beraldi. La declaración de Fernández fue el 15 de febrero e incluyó un cruce con el fiscal Luciani.

Antes de reproducir los dichos del Presidente, el abogado de Cristina mostró una parte de alegato de Luciani, en la que el fiscal compara los recursos asignados a Santa Cruz (donde operaba Lázaro Báez, acusado en este juicio junto a Cristina y funcionarios) con los que recibieron provincias con mayor población, entre las que mencionó a Buenos Aires y Córdoba. Beraldi dijo que Luciani tenía “una especie de racionalómetro”, pero que olvidaba “que no hay reglas jurídicas que den un parámetro para que esto pueda ser juzgado en un juicio”.

Solo en Off: De Narváez se vuelve a casar, pero no quiere compartir la fiesta con políticos

“Este fundamento de ausencia de marco normativo, como todo lo que hicimos en el juicio, lo preguntamos. Se lo preguntamos a gente que tiene experiencia en la política. Surge de esos testimonios que no existe ninguna norma que ponga límites al poder político para distribuir las partidas presupuestarias entre las distintas entidades y jurisdicciones. Y vemos a quienes fueron jefes de Gabinete, y uno de ellos es el actual presidente, Alberto Fernández”, introdujo Beraldi antes de exponer el corte de video correspondiente a la testimonial de Fernández, que fue jefe de Gabinete entre 2003 y 2008.

Con su alegato más avanzado, Beraldi volvió a recurrir a la testimonial del Presidente, esta vez para intentar contrarrestar argumentos de Luciani sobre la ampliación de partidas presupuestarias por decreto para la provincia de Santa Cruz. “Hacíamos un presupuesto más conservador y la economía terminó creciendo a un ritmo superior al que el presupuesto había previsto. Pasaba que, en septiembre u octubre, había un excedente de recursos por mayor actividad económica y esos recursos debían ser aplicados presupuestariamente. El DNU reemplaza a la ley, entonces, por vía del DNU, redistribuíamos ese excedente porque teníamos más recaudación. Es usual, pasa y se hizo cada vez que los recursos fueron superiores a los previstos en el presupuesto. Es una regla habitual en la Administración Pública, no tiene nada de excepcional”, señaló también el Presidente al declarar el 15 de febrero. Beraldi también apeló en este punto a declaraciones de Aníbal Fernández, Sergio Massa, Juan Manuel Abal Medina y otros exjefes de Gabinete.

Beraldi no fue el único protagonista de este juicio que apeló a la declaración testimonial del Presidente para reforzar sus intereses. También lo hizo el fiscal Luciani en el primer día de su alegato, para demostrar la relación de amistad entre Lázaro Báez y Néstor Kirchner. “Estando en Calafate. Había ido con Néstor, que estaba terminando de hacer su casa y lo conocí a Báez ahí, en el parque, porque estaba haciendo una obra allí, en El Calafate”, señaló Fernández en el tramo de su declaración que usó Luciani.

Massa también fue traído nuevamente al juicio en el alegato de Beraldi. El abogado defensor de Cristina reprodujo partes de la declaración testimonial del ministro de Economía. Primero, las referidas a la ampliación presupuestaria. “No fue durante mi época, sino a lo largo de los últimos 20 años que se han dictado DNU complementarios o ampliatorios del presupuesto nacional. Los distintos gobiernos, y de distintos signos políticos, y eso tiene una justificación. Básicamente, el plan de recursos estima cuáles van a ser los ingresos del Estado para el ejercicio siguiente. Cuando los ingresos del Estado, por distintas razones, se ven incrementados, ya sea por crecimiento de la economía, ya sea por inflación, ese incremento que tiene que darse en el presupuesto nacional no puede hacerlo el jefe de Gabinete por simple decisión administrativa, porque está limitado por la Constitución y por la Ley de Administración Financiera”, dijo Massa en su declaración testimonial, el 21 de febrero.

El actual titular del Palacio de Hacienda indicó que, para incorporar el aumento de recursos al presupuesto, los jefes de Gabinete necesitan “un instrumento superior [a la decisión administrativa], que es un DNU validado por la bicameral del Congreso [por la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo]”.

Otro pasaje en el que Beraldi apeló a Massa fue el referido a los fondos de fideicomisos destinados a obras. Citó un momento en el que Luciani le preguntó a Massa si esos fondos pasan por el control del Congreso, y el tigrense respondió: “No es que no pasan por el Congreso. Esos fondos tienen la particularidad, a diferencia de los recursos del Tesoro, de que no pueden ser utilizados para otro gasto que no sea ese. Le voy a poner un ejemplo: si usted tiene afectados a la seguridad social un porcentaje de combustibles, no se puede afectar ese recurso para otro gasto. Por eso están diferenciados en el presupuesto. En la fuente tiene diferenciado lo que es recurso del Tesoro, lo que es fondo con afectación especial y lo que es fondo con financiamiento internacional”.

Beraldi también mostró un pasaje de la declaración de otro exjefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en el que el actual gobernador de Chaco afirmó:No hay ninguna norma que diga ‘Usted tiene que aplicar X cantidad de pesos por jurisdicción o tal proporcionalidad de la asignación de recursos de distribución territorial por el número de habitantes. Eso no es así, no ocurre ni está normado”. El abogado de Cristina concluyó: “La fiscalía habla y no muestra nada. Nosotros decimos algo y mostramos la prueba”.