Abogacía del Estado recurre la imputación a exministra por acogida a Gali

·2  min de lectura

Zaragoza (España), 28 sep (EFE).- La Abogacía del Estado en España ha recurrido la citación como imputada de la exministra de Asuntos Exteriores Arancha González Laya por la entrada en el país del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, que desembocó en una grave crisis con Marruecos.

En el recurso, al que este martes tuvo acceso Efe, la Abogacía del Estado pide que se dicte el sobreseimiento del procedimiento, al entender que el resultado de la citación de González Laya "no va a aportar mayor aclaración sobre los hechos investigados que la que ya obra en las actuaciones con las declaraciones y demás diligencias practicadas".

Además añade que si el permitir la entrada de Brahim Gali en España por razones humanitarias sin control de pasaporte es conforme a Derecho, "es indiferente quién o quiénes tomaron la decisión o quién o quiénes estaban al corriente de la misma".

En su escrito, recuerda informes de la Policía de los que se desprende que Gali ostenta la nacionalidad española y es titular de un carné de identidad en vigor, "lo que hace innecesario el tan cuestionado control de pasaporte que constituye el origen de la presente causa".

Un juez ha citado para el próximo 4 de octubre a González Laya en un caso sobre supuestas irregularidades en la entrada en España del líder saharaui.

Un magistrado de Zaragoza (noreste), la ciudad española en la que el pasado abril aterrizó Gali procedente de Argel, llama a declarar a la exministra como investigada a raíz de una denuncia de supuestos delitos de falsificación, prevaricación y encubrimiento por parte de altos cargos del Ministerio de Asuntos Exteriores y de funcionarios de Fronteras en España.

El juez investiga la llegada del líder saharaui a la Base Aérea de Zaragoza en un avión medicalizado para ser tratado de covid-19 en un hospital, al parecer sin pasar controles de fronteras ni de documentación exigidos para la entrada en espacio Schengen, según un abogado que presentó la denuncia.

La llegada de Gali generó una seria crisis diplomática entre España y Marruecos, con el trasfondo del conflicto del Sáhara Occidental, antigua colonia española cuya soberanía reclama Rabat.

Antes de que saliera de España en junio pasado de vuelta a Argel, Gali declaró ante la Audiencia Nacional española por varias querellas por presuntos delitos de lesa humanidad, genocidio y torturas, aunque el juez rechazó imponerle medidas cautelares.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.