Bachelet advierte que la situación en Tigray está "casi fuera de control"

Agencia EFE
·1  min de lectura

Ginebra, 13 nov (EFE).- La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, manifestó hoy su preocupación por el deterioro de la situación en la región etíope de Tigray, que en su opinión podría causar un alto número de víctimas y desplazados.

"Existe el peligro de que se pierda el control de la situación, lo que llevaría a un alto grado de destrucción y muchas víctimas, así como masivos números de desplazados dentro y fuera de Etiopía", subrayó la alta comisionada en un comunicado.

La expresidenta chilena también pidió una investigación de los sucesos en la ciudad de Mai-Kadra, donde Amnistía Internacional denunció que se han cometido asesinatos en masa.

"De confirmarse que han sido perpetrados por una de las partes del actual enfrentamiento, estos asesinatos civiles podrían constituir crímenes de guerra y deberían investigarse de forma independiente", señaló Bachelet.

La alta comisionada admitió que hay dificultades para poder verificar las informaciones que proceden de Tigray, aunque señaló que han recibido denuncias de crecientes bombardeos por parte de fuerzas gubernamentales, mientras prosiguen los enfrentamientos terrestres entre las partes en conflicto.

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed (Premio Nobel de la Paz en 2019) inició el 4 de noviembre una campaña militar en la región norteña de Tigray tras acusar al TPLF, grupo que monopolizó el poder en Etiopía durante casi tres décadas, de haber cruzado "una línea roja" al atacar una base militar etíope a fin de robar armas.

(c) Agencia EFE