Abigail recibió el Año Nuevo en familia: "Es un milagro"

LA NACION
·3  min de lectura
La niña continua su tratamiento internada en su casa y ya no necesita respirador. Su tía agradeció "la ayuda de Dios"
Fuente: LA NACION

La historia de Abigail se conoció en noviembre, cuando volvía con sus padres de un control oncológico de Tucumán hacia su casa en las Termas de Río Hondo, en Santiago del Estero. Sin embargo, en el cruce entre provincias, las autoridades no dejaron pasar la camioneta de la familia, por lo que su papá tuvo que cargarla en brazos para poder entrar. La imagen tuvo una gran repercusión y, desde entonces, la salud de Abigail es seguida por todos.

La salud de Abigail Jiménez mejoró y pasó Navidad en su casa: su tía dice que es un "milagro"

Luego de la sensible imagen y el repudiable acontecimiento, Abigail pudo festejar el inicio del 2021 con su familia y sus vecinos. "El milagro se está haciendo en la vida de Abigail. Despedimos el año que no fue para nada bueno y le pedimos a Dios que siga ayudándonos", aseguró Diego Jiménez, el papá de la nena que lleva cinco de sus 12 años luchando contra la enfermedad, en declaraciones con Clarín.

En noviembre, a la familia la había parado un retén policial en Yutu Yacu, en el límite entre Tucumán y Santiago, y no los dejó pasar porque no tenían el permiso de circulación. A pesar de la profunda herida que tenía la niña en sus piernas, los oficiales le negaron el ingreso a su provincia. En medio de la desesperación, Diego la alzó en sus brazos, abandonaron su el vehículo y caminaron por la ruta nacional número 9 para atravesar el límite provincial.

Tras la repercusión que tuvo el caso, el gobernador Gerardo Zamora pidió disculpas por el abuso policial que había sufrido la nena. "Agradezco a Dios y a toda la gente que está pidiendo por mi hija; es un milagro lo que está pasando y ojalá mi hija se siga recuperando", manifestó el padre de Abigail.

"No tenés corazón": lo que no se vio del video viral de Abigail con sus papás entrando a Santiago del Estero

Ahora, la familia pudo reunirse en la última noche de 2020 en el barrio San Martín de Las Termas. "Estamos felices, pudimos pasarlo en familia y la estamos cuidando mucho", mencionó Rosa Jiménez, la tía de Abigail. "Somos una familia numerosa, pero igual compartimos junto a los vecinos, que tanto nos han ayudado en estos tiempos", añadió.

La imagen de Abigail cargada por su padre para atravesar la frontera de Santiago del Estero desde Tucumán conmovió a la opinión pública a mediados de noviembre pasado
Fuente: Archivo

Al día de hoy, la niña es tratada en su casa por médicos y enfermeros del sistema de salud santiagueño, que el gobierno provincial puso a su disposición. Desde la familia aseguraron que "es un milagro" el avance que está teniendo Abigail y, su tía Rosa, contó: "Sale con nosotros; gracias a Dios cada día está mejor, hasta le gusta pasear, comparte la mesa, se sienta, cuando antes no lo hacía. Es algo que ella ha superado, porque estaba con miedo".

Con la repercusión que tuvo el caso, el padre se mostró muy agradecido con todos los que los ayudaron y acompañan desde aquel momento: "Es único y mágico lo de la gente, que está pidiendo con devoción por la salud de Abigail", expresó Diego, y pidió que "sigan con las cadenas de oración".

En la despedida del 2020, Abigail, junto a su familia y vecinos, brindó por su recuperación y por "poder nadar otra vez", como lo hacía antes, en la pileta de la plaza Martín Miguel de Güemes, en Las Termas.