Abigail Disney: No sé cómo los ejecutivos bien pagados de Disney pueden dormir

·4  min de lectura

Abigail Disney todavía tiene un asunto pendiente importante con los ejecutivos de Disney (DIS) por sus elevados paquetes de compensación.

Y ahora la activista, cineasta, ganadora del premio Emmy y nieta del cofundador de Disney, Roy Disney, está aún más indignada por su salario, sobre todo debido a la situación de los trabajadores del parque y la pandemia de COVID-19.

“Entonces, como ya he dicho antes, allí el canal de comunicación no está abierto ni es receptivo. Diría que no sé cómo una persona puede dormir por la noche siendo consciente de lo que ocurre y conociendo la condición de sus trabajadores y la inseguridad en la están viviendo ahora. Dos de las tres personas con las que he estado hablando en el parque de Anaheim tienen asma y en realidad no tienen ni idea de cómo van a abordar esta decisión, aunque les ofrezcan volver a su empleo. Así que debo decir que la decisión de conservar su bono fue inadmisible. Desde mi punto de vista, simplemente no tiene sentido”, dijo Disney en una entrevista en “The First Trade” de Yahoo Finanzas.

Un portavoz de Disney no respondió la solicitud de comentarios de Yahoo Finanzas.

Aunque Disney no tiene un rol operativo en el negocio de su abuelo, eso no ha impedido que la heredera llame la atención a los ejecutivos de la compañía por no pagar más a sus trabajadores, sobre todo teniendo en cuenta su descomunal paga. Recordemos que hace un año, el 15 de julio de 2019, Disney apareció en una publicación de Yahoo Noticias criticando la enorme paga del ex director ejecutivo, Bob Iger.

La decisión a la que se refiere Disney se produjo a mediados de abril, cuando la pandemia estaba drenando el negocio de la compañía.

Disney dijo que suspendería a 100,000 trabajadores de sus parques temáticos y hoteles, empujándolos a las listas de desempleo. El Financial Times informó que la medida podría ahorrarle a Disney 500 millones de dólares al mes. Todavía no se sabe cuándo volverán todos esos trabajadores pues, aunque los parques temáticos de Disney han reabierto, tienen una afluencia reducida debido a la pandemia. Además, no hay garantía de que los parques permanezcan abiertos debido al aumento de las infecciones por COVID-19 en áreas clave para Disney como Florida y California. De hecho, Disney ya se ha visto obligado a volver a cerrar su parque temático en Hong Kong.

Empleados con mascarillas para evitar la propagación del nuevo coronavirus reciben a los visitantes en Disneyland Hong Kong, el jueves 18 de junio de 2020. El jueves, Disneyland Hong Kong abrió sus puertas a los visitantes por primera vez en casi cinco meses, con un aforo reducido y la implementación de medidas de distanciamiento social. El parque temático cerró temporalmente a finales de enero debido al brote de coronavirus y es el segundo parque de Disney que se vuelve a abrir en todo el mundo, después de Disneyland Shanghái. (Foto AP/Kin Cheung)
Empleados con mascarillas para evitar la propagación del nuevo coronavirus reciben a los visitantes en Disneyland Hong Kong, el jueves 18 de junio de 2020. El jueves, Disneyland Hong Kong abrió sus puertas a los visitantes por primera vez en casi cinco meses, con un aforo reducido y la implementación de medidas de distanciamiento social. El parque temático cerró temporalmente a finales de enero debido al brote de coronavirus y es el segundo parque de Disney que se vuelve a abrir en todo el mundo, después de Disneyland Shanghái. (Foto AP/Kin Cheung)

Mientras Disney despedía a los trabajadores de sus parques y hoteles, la elevada compensación para los altos ejecutivos se ha mantenido incluso después de los recortes salariales autoimpuestos por la pandemia. El presidente y ex director ejecutivo Bob Iger dijo que renunciaría a su salario completo de 3 millones de dólares este año. El año pasado ganó 44,5 millones en compensación total. El nuevo director ejecutivo de Disney, Bob Chapek, redujo a la mitad su salario de 2,5 millones de dólares, pero su bono objetivo anual de 7,5 millones y su plan de incentivos a largo plazo de 15 millones permanecieron intactos.

The Hollywood Reporter informó que otros ejecutivos no estaban contentos con los recortes salariales del 20 %. Un vicepresidente típico de Disney gana entre 150 00 y 200 000 dólares en salario base anual y un vicepresidente ejecutivo podría ganar unos 700 000 dólares, según THR.

Un vicepresidente estándar de Disney gana entre 150,000 y 200,000 dólares en salario base anual, mientras que un vicepresidente ejecutivo puede ganar más de 700,000 al año, dependiendo del departamento.

Un trabajador normal de un parque Disneyland gana alrededor de 11 dólares por hora, que pasarán a ser 15 en 2021, tras un acuerdo sindical alcanzado en 2018.

“Me resulta extraño que se metieran en esta situación abriendo esta empresa masiva a la que la gente vuela desde cualquier parte del mundo. Así que estoy muy preocupada por las implicaciones de lo que podría suceder. No puedo imaginar que puedan proteger a sus empleados y a todos sus clientes”, agregó Disney.

Noticias relacionadas

Brian Sozzi