Abierto de Hurlingham de polo: Murus Sanctus y La Natividad van por su primer trofeo de Triple Corona en una final atrapante

·8  min de lectura
Juan Martín Nero, la solvencia de Murus Sanctus, y Camilo Castagnola, los goles de La Natividad; el chico de 18 años estará pese a la lesión en la muñeca izquierda
Archivo

La final del Abierto de Hurlingham que este sábado sostendrán RS Murus Sanctus y La Natividad debería ser un gran espectáculo, incierto hasta el final en cuanto al ganador. En estas horas se develó la otra incertidumbre, la incógnita previa al partido: fue confirmada la presencia de Camilo Castagnola, el gran goleador del equipo de Cañuelas, que estaba en duda por una lesión en la muñeca izquierda. Probó de taquear en la mañana del sábado, se sintió mejor y dio el OK. Su presencia era vital para que las posibilidades de un equipo y otro sean parejas, a pesar de los tres goles de handicap que Murus Sanctus tiene de diferencia (39 a 36).

El partido está programado para las 16.30 en la cancha Lewis Lacey, la número 1 de Hurlingham, que vuelve a recibir la final del Abierto luego de tres años (en 2019 se mudó a Palermo por clima y estado del suelo, y en 2020, a Pilar, por la burbuja sanitaria). Cabe recordar que los eventuales sustitutos de Camilo Castagnola serían Valerio Zubiaurre, de 33 años y 7 tantos, o Victorino Ruiz Jorba, de 23 y 7, dos goles menos que los del chico de 18 años.

¿Qué le pasó a Camilo? Se golpeó en una práctica la mano que conduce el caballo, este jueves. Muy hinchada en ese momento, y no infiltrable en la zona del impacto, la mano le impedía este viernes al mediodía tomar las riendas. Pero a la tarde Camilo ya pudo taquear. Y a la noche las chances de que jugara eran de 50%. Porcentaje que terminó de crecer esta mañana.

“Estamos muy bien. Este año nos conectamos bien; estamos teniendo algo especial”, comentó a LA NACION Pablo Pieres, con quien Castagnola tuvo que dirimir quién jugaría de 1 en la temporada (finalmente es él) y quién de 2 (Polito). “Se nota que ahora estamos mucho mejor, más balanceados”, apuntó el ex polista de Ellerstina, dos veces campeón de Hurlingham y el único que ha levantado trofeos de Triple Corona entre los integrantes de La Natividad.

Pablo Pieres levantó el nivel en los últimos partidos; el capitán es el único polista de La Natividad que ha logrado trofeos de Triple Corona.
Sergio Llamera


Pablo Pieres levantó el nivel en los últimos partidos; el capitán es el único polista de La Natividad que ha logrado trofeos de Triple Corona. (Sergio Llamera/)

En tanto, Juan Martín Nero, de 40 años y back de Murus Sanctus, se hacía en la noche del viernes mismo a la idea de que tendría que marcar al talentoso adolescente. “Estoy pensando en que él va a jugar, totalmente mentalizado en eso. Ojalá pueda jugar él, porque sería su primera final; sería lindo que estuviera. Es un tremendo jugador, que tiene una temporada muy buena. Es irreemplazable. Es difícil que el suplente, por bueno que sea, esté a la altura de él. Por ahí entra Lerín [Zubiaurre] y está imparable, pero... Hoy pienso que va a jugar él, que La Natividad va a estar completo. Y las finales son partidos distintos”, apuntó el trenquelauquense.

Salvo por lo del menor de los hijos de Lolo Castagnola, llegan bien ambos conjuntos. Murus Sanctus recuperó lesionados, jugó entero la virtual semifinal que le ganó por 13-12 a un Ellerstina disminuido y tuvo una buena semana de entrenamientos. “Los caballos están muy bien. Hay mucho entusiasmo y muchas ganas para mañana”, apuntó Nero, dueño de ocho Hurlingham (“nunca sobran”, bromeó) y pieza nueva en el equipo francés. Sus compañeros Guillermo Caset (35 años) y Facundo Sola (31), que ya estaban en la estructura de la patrona Corinne Ricard, todavía tienen pendiente levantar una copa de las tres más importantes. “Ellos han ganado torneos afuera, son jugadores muy buenos. Sería lindo ganar Hurlingham, cada uno por sus razones. Éste es un equipo nuevo armado para ganar torneos y ésta es una chance de lograr uno de los tres. Será un partido muy importante para nosotros”, añadió el ex 4 de La Dolfina, Ellerstina y Chapaleufú.

Guillermo Caset, Pablo Mac Donough, Nero y Facundo Sola se unieron este año, en "un equipo nuevo armado para ganar torneos", según menciona su back.
Sergio Llamera


Guillermo Caset, Pablo Mac Donough, Nero y Facundo Sola se unieron este año, en "un equipo nuevo armado para ganar torneos", según menciona su back. (Sergio Llamera/)

También La Natividad, finalista gracias a un 13-10 a La Dolfina, tiene posibles campeones primerizos de un certamen de Triple Corona: la hoja está en blanco en los casos de Bartolomé (h., 20 años) y Camilo Castagnola y el sudafricano Ignatius Du Plessis (32). Sin embargo, Polito Pieres (35), el capitán, no tiene que andar diciéndoles mucho sobre cómo es triunfar, sobre todo a los dos hermanos. “No, porque han ganado afuera. Los chicos están muy tranquilos. Son muy jóvenes pero Lolo les enseñó y vivieron lo del padre. Saben ganar, saben que hay que estar tranquilos en los momentos clave... Ya saben todo. Son buenísimos y muy profesionales. Están ansiosos por su primera final de éstas, sí, pero les tengo mucha fe. Sería lindísimo levantar una copa con ellos, la primera de Triple Corona”, se esperanzó el número 2, que se mudó de General Rodríguez a Cañuelas la semana pasada para compartir más tiempo con sus compañeros.

Está alquilando una casa ahí, en el extremo suroeste del conurbano. En 2020 rentó caballerizas en el club Centauros, de Rodríguez. “Perdimos y nos fue bastante mal contra Ellerstina. Allá me perdía el día por día, los mates, las prácticas, los taqueos. Yo creía que no tenía posibilidad de venir a Cañuelas, porque Patán [Alberto Nigoul, su piloto], mi petisero y yo teníamos nuestras vidas en Pilar. Pero este año los caballos ya estuvieron desde el primer día en Cañuelas. Estoy viviendo acá con Patán y Juan Casero. No me gustaba vivir una temporada de tres meses sin compartir fuera de la cancha cosas que hacen a la unión del equipo: comer un asado, jugar a las cartas, tomar mate. Por ahí, no hablando de polo, pero forjando una amistad”, explicó Polito, que de todos modos en la noche de víspera a un partido se queda en Rodríguez.

Barto Castagnola saluda a su tío Adolfo Cambiaso luego de brillar en el éxito de La Natividad contra La Dolfina en la cancha 1 de Hurlingham, el escenario de la final de este sábado.
Sergio Llamera


Barto Castagnola saluda a su tío Adolfo Cambiaso luego de brillar en el éxito de La Natividad contra La Dolfina en la cancha 1 de Hurlingham, el escenario de la final de este sábado. (Sergio Llamera/)

El cambió parece haber fructificado. “El primer año nos costó, no teníamos tantos caballos. Les pasé algunos a los chicos al final y me desmonté un poco yo. Pero ahora ellos compraron varios, y yo también. Invertí en los últimos tres años y tuve una muy buena temporada. Estamos mejor”, celebró Pieres, campeón de la Copa de la Reina de Inglaterra hace tres meses. También Nero cree que La Natividad dio un salto. Quedó impresionado por cómo jugó en ese 13-10 sobre La Dolfina. “Viene de un año no muy bueno en funcionamiento, pero en este segundo año está distinto, muy organizado. El fin de semana pasado tuvo su mejor rendimiento en los dos años. Le ganó a La Dolfina y por algo está en la final de Hurlingham. Jugó en equipo, rápido y bien”, tomó nota el defensor de Murus Sanctus.

Una formación a la que Pieres considera “un equipazo”, porque “el back y el 3 [Pablo Mac Donough] están entre los mejores del mundo, han ganado mucho y saben ganar”. Y hay más, según Polito: “Sapo [Caset] y Facu [Sola] son jugadorazos que no han ganado en Argentina pero tienen garra y caballos. Se armó un equipo muy bueno”.

Mac Donough es el más veces triunfador del Abierto de Hurlingham entre los ocho protagonistas del partido decisivo de 2021: el número 3 levantó diez veces la copa The Ayrshire; aquí, en acción durante el 13-12 a Ellerstina.
Sergio Llamera


Mac Donough es el más veces triunfador del Abierto de Hurlingham entre los ocho protagonistas del partido decisivo de 2021: el número 3 levantó diez veces la copa The Ayrshire; aquí, en acción durante el 13-12 a Ellerstina. (Sergio Llamera/)

Nero o Pieres se pondrá este sábado un saco en el podio. El saco de campeón del Abierto de Hurlingham, a la usanza del vencedor del Masters de Augusta en el golf. Esta vez la prenda será un poco distinta, porque tendrá también una suerte de campera, emulando lo que vestía Lewis Lacey, aquel prócer del polo argentino de la segunda y la tercera décadas del siglo pasado que da su nombre a la cancha de la final. “Es lindo, lindísimo. Ya estoy extrañándolo. Vamos por el saco”, sonrió Juanma Nero, que lo añora porque después de obtenerlo siete veces seguidas de 2009 a 2015 –entre Ellerstina y La Dolfina–, lo consiguió una sola (2019) en las últimas cinco temporadas. También Polito quiere la elegante prenda, aunque para hacer un obsequio. “No uso saco, pero ésta es una ocasión muy especial. Le regalé el último a papá, así que ojalá pueda regalarle otro. Va a ser para él, 100%”, confió el número 2 verde.

Si los clubes recibieran un saco por imponerse en la final de Hurlingham, seguramente Murus Sanctus y La Natividad lo conservarían. Para el vencedor se tratará de la primera conquista de un campeonato de Triple Corona. Con el sabor extra que tendría para una patrona francesa que se involucró en el polo argentino. Con la euforia que representaría para Lolo Castagnola, el sanguíneo factótum deportivo de sus hijos.

Polito Pieres no suele vestir sacos, pero quiere el de campeón de Hurlingham para volver a regalarlo a su papá.
Sergio Llamera


Polito Pieres no suele vestir sacos, pero quiere el de campeón de Hurlingham para volver a regalarlo a su papá. (Sergio Llamera/)

Las formaciones y otros datos de la final

  • RS Murus Sanctus: Facundo Sola, 9; Guillemro Caset, 10; Pablo Mac Donough, 10, y Juan Martín Nero, 10. Total: 39.

  • La Natividad: Camilo Castagnola, 9; Pablo Pieres, 9; Bartolomé Castagnola (h.), 9, e Ignatius Du Plessis, 9. Total: 36.

  • Jueces: Guillermo Villanueva y Gastón Lucero. Árbitro: Martín Pascual.

  • Hora: 16.30.

  • Cancha: Lewis Lacey, Nº 1 de Hurlingham Club (avenida Roca 1411, Hurlingham).

  • TV: Star+ (internet).

  • Entradas: $ 2000, $ 3000 y $ 4000 (venta en el club).

Camilo y Bartolomé (h.) Castagnola celebran el pase a su primera final de Triple Corona, tras el 13-10 frente a La Dolfina; Nero y Facundo Sola festejan el triunfo sobre Ellerstina en la otra zona del Abierto de Hurlingham.
Sergio Llamera


Camilo y Bartolomé (h.) Castagnola celebran el pase a su primera final de Triple Corona, tras el 13-10 frente a La Dolfina; Nero y Facundo Sola festejan el triunfo sobre Ellerstina en la otra zona del Abierto de Hurlingham. (Sergio Llamera/)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.