Aberrante: dos hombres secuestraron a una perra y abusaron sexualmente de ella

LA NACION

La joven mexicana Francisca Navarro se mostró desesperada cuando dos hombres se llevaron a su perra Lyla.

Embargada por la tristeza, ella publicó un llamado en Facebook para recuperarla. Finalmente, su mascota volvió a aparecer, pero la felicidad no fue completa, ya que su dueña descubrió algo aberrante: la mascota había sido violada.

La historia comenzó el pasado viernes, cuando Navarra, de la ciudad de Hermosillo, estado de Sonora, publicó en Facebook su preocupación por la pérdida de la mascota que, a pesar de vivir en un parque, ella cuidaba y atendía como propia.

"Se robaron a mi preciosa Lyla del Parque Industrial, un guardia vio como dos hombres la levantaban y se la llevaban hace unas dos semanas". A continuación, la mujer contó que la perra tenía siete años, que estaba esterilizada y que "desde cachorra vive en el Parque Industrial, sabe muy bien vivir allí".

En una parte de su mensaje, Navarra dijo que espera que quienes se hayan llevado a la perra le hayan dado un bueno hogar, pero luego escribió dos líneas premonitorias: "Sabemos bien que hay gente mala, que se los lleva para hacerles daño o ignorantemente no los cuidan bien".

Dos semanas más tarde, Lyla volvió a aparecer por la zona del Parque Industrial. Pero no parecía ser la misma. Caminaba con dificultad y tenía un comportamiento extraño, según consigna el medio mexicano El Heraldo.

Entonces, su dueña decidió llevarla al veterinario para que la vieran. La noticia con la que se encontró en el consultorio de la profesional, fue terrible. "La doctora ya confirmó, mi Lyla fue violada. Ya fue medicada para el dolor, inflamación y para la Infección que trae. Estúpidos enfermos que le hicieron esto a mi pequeña", escribió la mujer en otro mensaje de Facebook.

"Gracias a Dios ya está conmigo, y está recuperándose", escribió finalmente la mujer, que no podía salir del estupor ni de la indignación que significaba que alguien hubiera vejado de esa manera a un animal inocente.