Presidente paraguayo defiende polémico proyecto de emergencia sanitaria

·2  min de lectura

Asunción, 13 may (EFE).- El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, se pronunció este jueves sobre el proyecto de ley de emergencia sanitaria, remitido hace unas semanas al Congreso y que algunos sectores han tachado de dictatorial, para defenderlo como una propuesta "participativa".

"Yo no entiendo cómo se puede interpretar de autoritario un proyecto de ley en el que lo que estoy haciendo es dar participación al Congreso para construir una herramienta consensuada, juntos, y que también participe la sociedad civil", expresó el mandatario, durante un acto en el departamento de Misiones, en el sur del país.

El Ejecutivo remitió al Legislativo un proyecto de ley con nuevas figuras penales y penas de cárcel e inhabilitación para los que hicieran uso indebido de sus funciones en la Administración para tener acceso a las vacunas contra el coronavirus.

También contemplaba medidas de control y multas por incumplimiento de los protocolos sanitarios mientras dure la emergencia ante la pandemia, que ha dejado hasta la fecha 302.061 contagios y 7.284 fallecidos.

Al respecto, varios partidos de la oposición publicaron el lunes pasado un manifiesto en contra de ese proyecto de ley, conocido popularmente como "ley garrote", y señalaron que cercenaba "derechos consagrados constitucionalmente".

Ante las críticas, Abdo Benítez trató este jueves de presentar su proyecto de ley ante la sociedad como una muestra de "pluralidad".

En su defensa, el mandatario también quiso evidenciar una renuncia a la "discrecionalidad" con la que había dictado decretos hasta el momento para pasar a un proceso contributivo.

"Estoy dejando la discrecionalidad para llevar el debate al seno por excelencia de la construcción de herramientas legislativas que tiene nuestro sistema de República, que se debata en el Congreso", agregó.

Con tono irónico, el presidente manifestó que a lo mejor el equivocado era él y su Gobierno, al no saber "hacerse entender".

Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado, recordó que el Congreso puede cambiar "todo lo que así considere" en el proyecto de ley y que también está en manos del Legislativo "aceptar, rechazar y modificar".

"La otra opción es mantenerme yo solo siguiendo dictando decretos para tomar decisiones, bajo la atribución del código sanitario que me ampara", advirtió el mandatario.

Durante su intervención, también recalcó que la pandemia todavía no ha terminado y se desconoce cuánto tiempo más se prolongará, por lo que no descartó que se tengan que tomar más medidas.

Ante esa posible situación, el presidente volvió a pedir "consenso en el Congreso" para adoptar decisiones de forma participativa.

(c) Agencia EFE