Abdo Benítez obtiene un "compromiso de solidaridad" del cuerpo diplomático

Asunción, 25 may (EFE).- El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, expuso este martes su gestión durante la pandemia y sus planes de recuperación económica ante los representantes diplomáticos acreditados en Asunción, de los que obtuvo un "compromiso de solidaridad", dijo al terminar el acto el canciller, Euclides Acevedo.

La reunión surgió a iniciativa de la Nunciatura Apostólica, decana del cuerpo diplomático en Paraguay, y acogió el encuentro en forma de almuerzo en su sede.

Durante más de tres horas, Abdo Benítez compartió con los embajadores las acciones de su Gobierno para afrontar la pandemia, basadas en "una apuesta por la solidaridad más que por el asistencialismo", y también se sometió a las preguntas y consultas de los diplomáticos.

Tras el acto, el mandatario abandonó la sede de la Nunciatura sin hacer declaraciones y delegó en el canciller para informar sobre las conclusiones del encuentro al que fue convocado por el cuerpo diplomático.

"Ha sido una conversación provechosa, cordial, esperanzadora y de altísima responsabilidad y compromiso con el futuro regional y continental", dijo Acevedo a los medios.

La pandemia fue el "tema inexcusable" de la reunión y el mandatario aprovechó para recalcar los reclamos de Paraguay a la Organización Mundial de la Salud (OMS), por el funcionamiento del mecanismo Covax para la compra de vacunas.

En plena carrera por las vacunas contra el coronavirus, y en medio de una ola de contagios, Paraguay sigue encontrando dificultades para hacerse con los biológicos en los mercados internacionales.

Entre febrero y mayo solo ha recibido 707.400 dosis para inmunizar a los 4,7 millones de su población objetivo en la campaña de vacunación.

Aunque el coronavirus fue la cuestión central de esta reunión y la falta de vacunas es un problema en el país, el canciller capeó las preguntas sobre compra o donación de nuevas dosis por parte de los países presentes en la reunión.

Acevedo aludió al "compromiso de una cooperación internacional" pospandemia, con la reactivación económica y la recuperación de los sistemas productivos.

"Fundamentalmente, cooperación tecnológica en el campo de la salud. En el campo de las relaciones económicas, la importancia de la regionalización. De la pandemia salimos todos juntos o no sale nadie", detalló.

Ejecutivo y cuerpo diplomático también hablaron de la prevención ante futuras pandemias, que exigirá vacunas y la modernización del sistema hospitalario paraguayo.

Paraguay, con poco más de 7 millones de habitantes, registra desde el comienzo de la pandemia 335.691 contagios, con 8.474 fallecidos y 277.128 recuperados.

(c) Agencia EFE