Abdicación, rebeldes y divorcios… los escándalos que han hecho temblar a la familia real

Ayer, Meghan Markle y el príncipe Harry dejaron caer una bomba: planean retirarse de la Familia Real Británica, trabajar para ser financieramente independientes y dividir su vida familiar entre Reino Unido y Canadá.

¡Pum!

El anuncio lo hicieron por Instagram y mientras en el mundo se especulaba al respecto, la Corona respondió poco después que la discusión al respecto apenas comienza porque hay “asuntos complicados en los cuales trabajar”.

En pocas palabras: no tenían idea y pues ¿¡khastá pasanda!?

Esta no es la primera (y probablemente no sea la última) vez que la reina Isabel debe enfrentar -y resolver- los conflictos familiares intentando tranquilizar el relajo mediático que se arma cada que uno de sus hijos, nietos o bisnietos respira, come o duerme.

La verdad es que, a sus 93 años, doña reina Isabel II ya debería dedicarse a descansar.

Si eres de las personas a quienes les interesa saber sobre la familia real británica, acá te contamos otros momentos álgidos.

La abdicación de un rey

La renuncia a la realeza que pretenden Meghan Markle y el príncipe Harry nunca había sucedido, aunque sí había sucedido que un rey abdicara.

En 1936, el rey Eduardo VIII, tío de la reina Isabel, renunció al trono menos de un año después de haber sido coronado.

¿Pooor? Para poder casarse con Wallis Simpson, una mujer estadounidense que se había divorciado en dos ocasiones. Además, a Wallis la rechazó la Iglesia anglicana, que él mismo dirigía.

Por esto, su hermano, el rey Jorge VI, papá de la actual monarca, lo sucedió; al morir él, Isabel II tomó el trono y el resto de la historia ya la sabemos.

Una hermana rebelde

La princesa Margarita, hermana de la reina Isabel, ha sido, desde joven, todo un tema en la familia real por ser considerada “rebelde” (acá opinamos que, más bien, quería ser una persona normal).

Le apodaron “la princesa rebelde” porque desafió las tradiciones y férreos convencionalismos de la Corona y en 1960 se casó con el fotógrafo de moda y cine Antony Armstrong-Jones, de quien se divorció en 1978.

Su boda sucedió después de haber renunciado a casarse con Peter Townsend, quien era divorciado y la realeza se opuso a su unión.

Matrimonios y divorcios

1992 no fue para nada el año de la reina. Y es que tuvo que enfrentar los inestables matrimonios de tres de sus cuatro hijos. La separación más dura fue la del príncipe heredero, Carlos, y la princesa Diana, tras once años de tumultuoso matrimonio. Se divorciaron cuatro años después.

Ese mismo año, el príncipe Andrés, segundo hijo de Isabel II, se separó de Sarah Ferguson, quien fue fotografiada topless al borde de una alberca en el sur de Francia. Pero eso no es todo, junto a ella estaba su asesor financiero lamiéndole los dedos de los pies. ¡OMG!

A pesar de su divorcio, en 1996, Andrés y Sarah mantienen buenas relaciones y la duquesa de York todavía vive en el domicilio de su ex esposo.

La única hija de la soberana, la princesa Ana, se divorció de su primer esposo, Mark Phillips, tres años después de su ruptura, muy mediatizada, en 1989.

Andrés y su relación con un pederasta

Este escándalo es un tanto más fuerte.

La amistad que mantuvieron en el pasado el príncipe Andrés y el financiero estadounidense Jeffrey Epstein le costaron unas acusaciones particularmente graves desde que este último, sospechoso de haber explotado sexualmente a menores, se suicidó en prisión.

Una estadounidense, Virgina Roberts, afirma que fue forzada a tener relaciones sexuales con el príncipe Andrés cuando era menor y se encontraba bajo el yugo de Epstein.

Cuando trató de defenderse en una entrevista con la BBC, el príncipe dio una imagen mala, malísima. Todo el mundo pensó que sus desmentidos juzgados eran poco convincentes, además de que no dio muestras de arrepentimiento por su amistad con Epstein y dedico poca empatía a las víctimas.

Muchas de las empresas y universidades con las que colaborara decidieron prescindir de él, y desde entonces, se tuvo que retirar de la vida pública y trata de ser discreto.

Con información de AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.