Abaten en México al jefe de escoltas de los hijos de "El Chapo"

Más de 600 restos óseos humanos fueron localizados en una fosa clandestina en las afueras de la norteña ciudad mexicana de Tijuana (AFP/Archivos | Hector Guerrero)

El jefe de escoltas de los hijos del capturado capo mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán fue abatido por militares en su bastión de Sinaloa (noroeste), tras haberse fugado de una cárcel junto con el hijo de otro legendario narcotraficante, informó este sábado la fiscalía local.

Francisco Javier Zazueta Rosales murió el viernes por la tarde "durante un enfrentamiento con efectivos de la secretaría de Marina Armada de México", en las inmediaciones del poblado de San Cayetano, en Culiacán, capital de Sinaloa, indica un comunicado de la fiscalía estatal.

Según las autoridades, Zazueta era sospechoso de "ordenar y participar" en la emboscada contra militares del 30 de septiembre de 2016, en la que murieron cinco militares y diez más resultaron heridos.

Tras el abatimiento de Zazueta, las autoridades se incautaron de tres rifles, uno de ellos con aditamento lanza granadas, nueve cargadores abastecidos para fusil, así como equipo táctico y equipo de radiocomunicación.

Diversos cartuchos percutidos quedaron dispersos en la escena, según la fiscalía, que asegura que Zazueta era conocido bajo el alias "El Chimal".

Este hombre -que había sido encarcelado en febrero- se fugó el 16 de marzo de un penal de Culiacán junto con otros cuatro hombres, entre ellos Juan José Esparragoza, quien es conocido como el "El Azulito" o "El Negro" y es hijo del capo del mismo nombre.

Esparragoza padre, conocido como "El Azul", fundó junto a "El Chapo" Guzmán -hoy preso en Estados Unidos- e Ismael "El Mayo" Zambada el cártel de Sinaloa, uno de los más poderosos de México, pero que disputa actualmente su liderazgo con el ascendente cartel Jalisco Nueva Generación.

Quirino Ordaz, gobernador de Sinaloa, dijo que Zazueta, "El Negro" y sus secuaces se habían fugado por la puerta principal de la cárcel. Tras esta huida, desapareció el jefe de seguridad del penal.

"El Negro" es sospechoso de coordinar una red de distribución de droga y de administrar las finanzas del cártel de Sinaloa, usando sus recursos para comprar propiedades inmobiliarias y crear empresas en diversos estados del país.