Después de dos años vuelve la maratón de Pekín pero con restricciones sanitarias

Unos 30.000 corredores, algunos con mascarillas, participaron en un frío domingo en la primera Maratón de Pekín desde 2019, luego de que el covid-19 obligó a cancelar las ediciones anteriores.

Ese fue el primer gran evento deportivo en la capital china desde los Juegos Olímpicos de Invierno en febrero.

China continúa con su estricta política de cero covid, con confinamientos estrictos, cuarentenas y tests masivos ante el mínimo brote de contagios.

Por ello, solo gente radicada en Pekín pudo participar en la carrera, a diferencia de ediciones anteriores, que atrajeron a corredores extranjeros.

Algunos corredores usaron las mascarillas toda la carrera, ganada por Anubaike Kuwan en dos horas, 14 minutos y 34 segundos.

La maratón se iba a reanudar el año pasado, pero terminó siendo cancelada para evitar nuevos brotes de covid antes de los Juegos de Pekín.

El domingo los corredores pasaron por la Plaza de Tiananmen al completar la carrera que pasó por las calles y autopistas de la capital de China.

El ambiente parecía festivo, y algunos participantes usaron pelucas coloridas, cargaron banderas o saludaban a la gente que llegó a ver la carrera.

La política china de cero covid ha cortado los contactos del país con el resto del mundo desde 2020 para limitar los contagios causados por los visitantes.

También afectó los intentos del país de organizar grandes eventos deportivos, con la cancelación de torneos como el GP de Fórmula 1 y competiciones de golf y de tenis.

En los últimos días China registró su número más alto de contagios de covid-19 desde mayo.

sbr/mlb/aha/pst/mas/an