Después de tres años, se reactivan las obras de la nueva terminal para el Aeropuerto de Ezeiza

·3  min de lectura
Las obras en la terminal B de Ezeiza volvieron a comenzar, luego de casi tres años de parálisis
Las obras en la terminal B de Ezeiza volvieron a comenzar, luego de casi tres años de parálisis

El Gobierno nacional anunció que se reactivará las obras de la nueva terminal del Aeropuerto Internacional de Ezeiza, que habían quedado paralizadas en septiembre de 2019, cuando se desplomó un andamio y murió un operario. El proyecto involucra una inversión de $4.000 millones. La nueva terminal aerocomercial tiene 50.000 metros cuadrados.

El nuevo inicio se coronó con una recorrida del ministro de Transporte de la Nación, Alexis Guerrera, acompañado por el Directorio del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) y de Aeropuertos Argentina 2000, en una recorrida por la obra de la nueva terminal de pasajeros. Según informaron fuentes oficiales, el proyecto “brindará una mejor experiencia de viaje a 470 mil pasajeros mensuales”-

“La nueva terminal del Aeropuerto Internacional de Ezeiza, que es a su vez la puerta de entrada del turismo y el comercio a la Argentina, tendrá un nuevo diseño con la incorporación de toda la tecnología que tienen los grandes aeropuertos del mundo, con la posibilidad de despachar valijas al lado del vehículo, optimizar las operaciones de las aerolíneas y, una vez inaugurada, logrará alcanzar el máximo de los niveles de seguridad internacional aeroportuaria”, sostuvo Guerrera.

Por su parte, Carlos Lugones Aignasse, presidente del ORSNA, dijo: “Quiero destacar la complejidad de reiniciar una obra, clausurada originalmente y detenida por tanto tiempo, del edificio terminal más grande del país, un edificio de 50.000 metros cuadrados, una ampliación del 50% de la superficie actual. Este esfuerzo significativo que realizamos desde el ORSNA en conjunto con el concesionario, AA2000, es posible gracias a la extensión del plazo contractual que permitió garantizar el financiamiento para esta y muchas obras más que los aeropuertos del país necesitan”.

Entre los funcionarios y empresarios que también participaron de la recorrida estuvieron el director Titular de Aeropuertos Argentina 2000, Anibal Pittelli; el CEO Aeropuertos Argentina 2000, Daniel Ketchibachian; el vicepresidente de ORSNA, Fernando Muriel; la primera vocal de ORSNA, Pilar Becerra; y el coordinador General de ORSNA, Sebastian Heffes, entre otros.

Obra pendiente

Entre las tareas que todavía se deben ejecutar en la nueva terminal de pasajeros se encuentran: la cubierta y estructura metálica; Curtían Wall (frente); estructura metálica de la Cubierta Zeppelin (Planta alta); cubierta Vidriada Zeppelin (Planta alta); sistema de transporte de equipajes automático BHS; instalación BMS y control de puertas; instalación eléctrica, audio y video interno - cableado estructurado; dos islas de mostradores de check-in; y montaje y puesta en marcha de medios de elevación (escaleras y ascensores).

El nuevo edificio de la terminal B tiene tres niveles sobre una superficie de 45 mil metros cuadrados, con un frente de 250 metros. En total, la planta baja contará con 165 puestos de check-In, distribuidos en 5 volúmenes, y 128 puestos de self-check-in, ubicados entre las cinco islas. En el nivel superior, donde se localizarán las áreas de control de seguridad y migratorio, se desarrolla como un edificio con forma de Zeppelin insertado dentro de la estructura externa que envuelve todo el conjunto. Por último, se cuenta con un subsuelo para áreas operativas de manejo de equipaje con sistemas automatizados y de control de última generación.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.