A dos años de la cuarentena estricta, Carla Vizzotti sostuvo que “se politizó mucho” y admitió que no se deberían haber prohibido los paseos

·3  min de lectura
El presidente participa en una reunión con los Consejos Federales de Salud y Educación
El presidente participa en una reunión con los Consejos Federales de Salud y Educación

En una decisión sin precedentes, el presidente Alberto Fernández declaró el comienzo del aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) en marzo de 2020. La medida, que se extendió de manera intermitente durante meses, marcó al país como con una de las cuarentenas más restrictivas y largas del mundo en el marco de la pandemia de Covid-19. Más de dos años después de esa primera medida, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, admitió que no se deberían haber prohibido los paseos de cercanía.

“Lo que claramente siempre hablamos, y miramos mucho para atrás con [la secretaria de Legal y Técnica de la Presidencia] Vilma Ibarra, es que en todo momento la gente podría haber salido a dar una vuelta, los chicos…”, dijo hoy la funcionaria, y continuó: “Eso claramente se ve después, en ese momento no se sabía y no podíamos arriesgarnos. Y no lo hizo solo la Argentina, lo hizo todo el mundo”.

La declaración de Vizzotti se dio en una entrevista con Radio 10, donde fue consultada por algo que le hubiera gustado cambiar o hacer diferente en el manejo de la pandemia. “Para adelante, todo lo que aprendimos lo aplicamos permanentemente. Con ómicron no cerramos nada, levantamos los aislamientos y también nos criticaron por eso. Realmente damos cada paso en función de la evidencia científica y no especulamos con lo que pueda venir”, aseguró.

En retrospectiva, la titular de la cartera sanitaria señaló que durante “un largo tiempo hubo consenso porque se veía lo que pasaba en el hemisferio norte”.

“Las decisiones que se tomaron fueron con objetivos concretos: el primer asilamiento preventivo y obligatorio fue para poder retrasar lo más posible el aumento de casos y fortalecer el sistema de salud”, dijo, y enfatizó: “Lo logramos, nuestro sistema de salud dio respuesta. La segunda medida en relación a las fronteras fue para atrasar a [la variante] delta”.

Sin embargo, Vizzotti agregó, “se politizó mucho”. “Se rompió el consenso y eso tuvo un impacto en la población”, sostuvo, en alusión a los desacuerdos que enfrentaron -principalmente- al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y al Gobierno nacional por la presencialidad en las escuelas, una disputa que terminó en la Corte Suprema de Justicia.

Vacunatorio vip

Vizzotti analizó también el escándalo del vacunatorio vip, lo que le valió el puesto al exministro de Salud, Ginés González García. “Fue un momento muy difícil”, aseguró la funcionaria.

“A Ginés [González García] lo conozco desde que nací, es parte de mi familia desde lo personal”, contó, y definió: “Fue muy fuerte”.

Al referirse al caso de sus padres, quienes recibieron la vacuna contra el Covid-19 en el primer día habilitado para los adultos, Vizzotti aseguró que ambos estaban anotados en regla. “A mi padre, que en ese momento tenía 78 años, es diabético y –además- es personal de salud, lo inscribió una amiga”, contó, y siguió: “Le dieron turno en una escuela en Escobar y tuvo la mala suerte de vacunarse el mismo día que [Horacio] Verbitsky”.

Así, Vizzotti enfatizó que su padre ya tenía un turno asignado al momento de recibir la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus. “Está todo presentado ante la Justicia”, agregó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.