Tras siete años de ausencia, este cubano vuelve al ring tras hacer de todo en la vida y con más experiencia

·4  min de lectura

Yoandris Salinas no puede encontrar una razón única por la cual se alejó del boxeo, pero si recuerda el momento exacto en que decidió regresar. Después de siete años fuera de los cuadriláteros, el cubano volverá a competir este sábado en Orlando bajo la bandera de la promotora M&R.

Con un respetable record (21-2-2, 14 KO) y el hecho de haber peleado por un título del mundo, Salinas cree posible a sus 36 años retornar a la cima de un deporte muy complicado y en ocasiones cruel, pero ahora con la experiencia de sus errores en el pasado.

Desde hace meses, Salinas ha sudado y sufrido las rutinas de entrenamiento del profesor Osmiri Fernández y espera llegar a Orlando en una forma física similar a la de sus mejores tiempos, pero solo el ring responderá la pregunta acerca de la posibilidad de un segundo aire en su carrera.

¿Por qué vuelves ahora?

“Estaba retirado en mi casa, pero veía mucho boxeo. Observaba a los boxeadores y me decía que era mejor o igual que muchos. Eso me hizo replantearme la pregunta del por qué del retiro. Me la hacía una y otra vez. Hablé con el entrenador Moro Fernández y él me dijo de echar hacia adelante’‘.

Entonces, ¿por qué te retiraste?

“Estaba pasando por muchos sentimientos encontrados en mi vida, era muy inmaduro. Me avisaban de peleas y yo decía que no. Mucho pasaba por la inexperiencia mía. Tuve una lesión en la mano. Cuando se juntó todo esto, decidí con un impulso que no iba a pelear más y me retiré. No hubo un motivo de fuerza mayor’‘.

¿Cómo fue ese tiempo fuera del boxeo?

“La tuve bien difícil. Estuve trabajando en compañías de pintura, trabajé en el aeropuerto con un amigo que me ayudó, cargando cajas. No tengo penas. Aprendí muchas cosas de la vida. Pené que mi vida toda iba a ser en el boxeo, pero me encontré con todas estas cosas. Era duro, pero estaba aprendiendo. Doy las gracias por haber vivido así estos años’‘.

¿Recuerdas el momento exacto en que decides regresar?

“Un día estaba en el aeropuerto trabajando con los amigos míos y me dio un dolor en la espalda y me molesté. No soy una persona que le gusta tener jefe y que estén arriba de mi. Se unieron esas dos cosas, el dolor físico con algo que me pasó. Me dije que no iba a cargar una caja más y hablé con el Moro. El me alentó y aquí estoy’‘.

¿Cómo ha aceptado tu cuerpo el rigor de los entrenamientos?

“Al principio fue muy difícil. Los dolores eran muy grandes e incluso venía a entrenar una sola vez en el día y el Moro pelando conmigo. El cuerpo no me daba para levantarme a las cinco de la madrugada y volver después a las tres de la tarde. Luego el cuerpo se va adaptando y ya me siento normal’‘.

¿Qué harías ahora que no repetirías de tu primera etapa?

“Voy a analizar más mis peleas, qué debo hacer mejor. En muchas peleas anteriores salía sin un plan mental. Mi entrenador me decía cosas y yo las cambiaba. No escuchaba mucho a la esquina. Ahora quiero hacer las cosas de la manera correcta’‘.

¿Y ahora está ilusionado, preocupado, ansioso?

“Sí me preocupa algo el cómo voy a volver, cómo me voy a ver, cómo me verán los demás. Es un tipo de presión normal que uno siente cuando lleva mucho tiempo fuera del ring. No me preocupa el cansancio, porque el Moro es el mejor preparando. Si le haces caso al Moro, vas a llegar. Pero la preocupación es inevitable’‘.

¿A dónde esperas llegar en esta segunda etapa?

“Quiero ser un peleador diferente. No es que fuera un peleador aburrido, pero quier ser más, gustar más a los fanáticos. En este boxeo eso es lo que te hace llegar. No puedes ser un boxeador de corre corre. Estoy mentalmente enfocado, aunque no va a ser fácil. He lidiado con muchos problemas, pero con la ayuda del Moro, del manager William y la promotora Laura Ching me he ido quitando lo negativo. Cuando todo eso se vaya, lo voy a lograr’‘.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.