Un año sin Vera, la niña de las gafas rojas que murió tras salir volando un castillo hinchable

Vera, la niña de cuatro años fallecido en una atracción de feria en Mislata (Valencia)
Vera, la niña de cuatro años fallecido en una atracción de feria en Mislata (Valencia)

Vera, la niña de cuatro años fallecido en una atracción de feria en Mislata (Valencia)

“Todo empezó la tarde de un 4 de enero. Una tarde apacible y soleada impropia del invierno. Sin saberlo, estábamos dando nuestro último paseo en familia”. Los padres de Vera han publicado este miércoles una emotiva carta en recuerdo de su hija, fallecida hoy justo hace un año en una feria de Navidad en Mislata (Valencia). 

Aquel día, como tantas otras familias, Iván, Eva y su niña acudieron a esta zona recreativa del municipio para disfrutar de los últimos días navideños. Acababan de salir del cine de ver “Encanto” y creyeron que el mejor plan era terminar en la feria. A eso de las ocho de la tarde, Vera se subió a un castillo hinchable llamado “Humor Amarillo La Selva” para saltar y brincar junto a otros ocho niños. Sin embargo, al poco de empezar a divertirse, una ráfaga de viento que superó los 70 kms/hora hizo volar el castillo. Todos los menores salieron despedidos en el aire. Dos murieron: Cayetana, de ocho años, y Vera, de sólo cuatro.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Desde entonces, los padres de Vara reclaman justicia y no van a descansar hasta demostrar que el castillo hinchable no estaba bien sujeto al suelo y no cumplía con las medidas de seguridad requeridas.

Las primeras pesquisas policiales ya constataron que la atracción sólo estaba anclada con cuerdas y cintas desgastadas “a un árbol, un banco y una farola”. De hecho, sólo se encontraba sujeta en seis puntos en lugar de los treinta recomendados por el fabricante. También se asegura que no había pasado la inspección correspondiente.

Pero es que ni siquiera la feria estaba situado en una zona oportuna, ya que se encontraba en un espacio abierto que le hacía más vulnerable a las ráfagas de viento anunciadas con previsión para aquella tarde. Atracciones expuestas al viento y sin licencia de actividad, aunque sí con una autorización de ocupación de la vía pública expedida por el Ayuntamiento.

El juzgado de Instrucción número 4 de Mislata mantiene como imputados por homicidio imprudente al propietario de la atracción, al suegro de éste en calidad de responsable de la feria y el ingeniero contratado por los feriantes para certificar la seguridad, que esos días ni siquiera se encontraba en el municipio como así lo corrobora la geolocalización de su teléfono móvil.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Un año después del fatal suceso, los padres de Vera siguen devastados por la pérdida de su niña y reclamen responsabilidades, tanto a los propietarios de la atracción como al consistorio. “Las gafas de Vera nos observan desde lo alto de su pequeño santuario”, señalan en la carta publicada este miércoles. “Nunca imaginamos que nuestra pequeña sería protagonista de un cuento negro en el que los monstruos son de verdad”, añaden.

En la nota, señalan que el fatal accidente se produjo “por la codicia de un cacique con la permisividad de un ayuntamiento irresponsable” y reclaman a una “justicia lenta” un castigo ejemplar para que “otros desalmados no caigan en la tentación de anteponer el negocio a la seguridad de los niños”. Además, puntualizan que su lucha busca “dignificar el recuerdo” de su hija. “Esta lucha no va de colores; resistimos desde la oscuridad, en blanco y negro, con la esperanza de que nunca se escriba otro cuento sin un final feliz”.

También te puede interesar...