A un año de la vacunación, ómicron hace que vuelva el miedo y la incertidumbre en personal de salud

·6  min de lectura
Aplicación de refuerzos a adultos mayores niños, jóvenes, completar cuadros de vacunas Anti Covid 19 en la Ciudad de México, en la alcaldía de Coyoacán.
Aplicación de refuerzos a adultos mayores niños, jóvenes, completar cuadros de vacunas Anti Covid 19 en la Ciudad de México, en la alcaldía de Coyoacán.

El 24 de diciembre de 2020 inició la vacunación contra COVID-19 en México, los primeros en recibir la inmunización fueron los integrantes del personal de salud de hospitales públicos. Pero ahora, ante una nueva variante más contagiosa, está el reto de terminar de inmunizar a los menores de 18 años y aplicar refuerzos, de los que ya se relegó al personal de salud.

Hasta este 21 de diciembre de 2021, el gobierno reporta que se ha vacunado a 72 millones 263 mil 651 personas con el esquema completo y a 81 millones 896 mil 526 con al menos una dosis; eso coloca al país en un porcentaje alto de cobertura.

Para este personal, las fiestas decembrinas llegan con menos casos de los que llegaron el año pasado, cuando el país entraba a la segunda ola de contagios y los hospitales empezaban a llenarse. En un solo día hubo 5 mil 370 nuevos casos en todo el país y 396 defunciones, según la Red IRAG (Infección Respiratoria Aguda Grave).

Sin embargo, este año la variante ómicron amenaza con aumentar el número de contagios. En México, de acuerdo con datos del Consorcio Mexicano de Vigilancia Genómica (CoViGenMex), hay ya reportados 25 casos de esta variante y los contagios podrían ser exponenciales en los próximos días.

El personal de salud ya empieza a sentir el riesgo. “El aumento de casos en México por la variante ómicron es inevitable, ya se están viendo mayores contagios en otros países, solo es cuestión de tiempo. De hecho, esta semana en el hospital ya se observó un aumento discreto de casos por COVID, un ingreso al día, cuando ya estábamos con casos muy aislados. Ante esto, debería ser prioritario aplicar un tercer refuerzo al personal de salud”, asegura a Animal Político una médica residente del Hospital Juárez.

La médica en formación dice que “claro que nos sentimos desprotegidos como personal de salud, y es indignante que el gobierno no adopte las medidas necesarias para que podamos sobrellevar mejor la pandemia. No está escuchando a los médicos. Deberían aplicarnos la tercera dosis y pedirle a la población que adopte las medidas que sí funcionan: correcto uso de cubrebocas, permanecer poco en lugares cerrados, ventilar lo más posible y evitar eventos masivos”.

Ante el embate de variantes más transmisibles y peligrosas el gobierno mexicano decidió aplicar una tercera dosis de refuerzo a las personas mayores de 60 años, inmunización que ya está en marcha, pero hasta ahora la Secretaría de Salud federal no ha dado fecha para aplicar esta tercera dosis al personal sanitario.

“Por las condiciones en las que laboran, los trabajadores de la salud deben estar muy protegidos y claro que debería ya estárseles aplicando el otro refuerzo, sobre todo porque fueron los primeros que se vacunaron, en diciembre de 2020, ya pasaron más de seis meses y los estudios señalan que la efectividad de las vacunas va bajando, es preocupante entonces que no se les esté aplicando la tercera dosis”, alerta Guadalupe Soto, académica del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Leer más | Autoridades de EU aprueban la píldora contra COVID de Pfizer

Un enfermero del Hospital General de México asegura que están otra vez en la incertidumbre. “No sabemos qué es lo que va a pasar o cómo va a llegar este embate de ómicron. Ese temor de siempre sigue: cómo va a llegar, si nos vamos a volver a contagiar, si nos van a dar el equipo necesario, cómo se va a dividir el hospital y lamentablemente no nos han puesto la tercera dosis. A mí la primera me la pusieron en enero y no sabemos qué tan protegidos estamos. Yo en octubre pasado me contagié, solo perdí unos días el gusto y el olfato, creo que la vacuna sí funcionó, pero este virus va mutando y seguimos con el miedo de qué va a pasar”.

Un tanto más confiada, una enfermera del Hospital General de Zona 47 del IMSS, dice que ómicron es más contagiosa, pero parece ser menos agresiva, así que espera que si hay una cuarta ola, esta sea menos grave. Aun así, comparte la misma opinión que sus compañeros, que el gobierno debió vacunarlos primero a ellos, como hizo hace un año, porque son quienes están al frente de la atención de la emergencia.

Ante el acecho de ómicron, la Organización Mundial de la Salud (OMS) llamó a interrumpir las fiestas para evitar contagios.

“Un evento cancelado es mejor que una vida cancelada. Es mejor cancelar ahora y celebrar más tarde, que celebrar ahora y estar de luto después”, dijo Tedros Adhanom, director de la OMS, ante el riesgo de que suban los casos de COVID en el mundo por las vacaciones y las fiestas decembrinas y ante el embate de ómicron. Pero en México, las autoridades no han llamado a cancelar las reuniones.

“Omicrón tiene mutaciones en la proteína spike (con la que se une a las células del receptor), por lo menos tiene 13 mutaciones en ese dominio. ¿Por qué preocupa esta variante? Porque con base en estudios, delta, otra variante de preocupación, tiene una modesta evasión a la respuesta inmune y mayor transmisión, pero ómicron tiene ambas”, explicó Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (CCINSHAE), en México.

Reyes Terán precisó que, ante esta variante, las vacunas tienen una eficacia de solo 75% para prevenir la enfermedad sintomática, pero protegen de cuadros graves y muerte. “Estar vacunados es esencial, indicó, lo mismo que seguir con las medidas de protección ya conocidas (como uso de cubrebocas, ventilación de espacios, higiene de manos y reducir los contactos con otras personas)”.

Entre los olvidos del gobierno mexicano también hay otro: ha dejado sin vacuna a personas que viven en estado de postración. En el municipio de Tlalnepantla, en el Estado de México, donde no ha habido una campaña para vacunar a estas personas, la señora Silvia Valerio sigue esperando que puedan ir a su domicilio a aplicar la vacuna de COVID, de la que no tiene ninguna dosis.

Su familia la registró en la plataforma para la vacuna y ha llamado tanto a dependencias municipales, como estatales y nacionales en busca de que puedan acudir a vacunar a la señora a su casa, puesto que a ella es imposible moverla de no ser en ambulancia, pero hasta el momento no han conseguido que se le inmunice contra COVID.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El cargo A un año de la vacunación, ómicron hace que vuelva el miedo y la incertidumbre en personal de salud apareció primero en Animal Político.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.