Un año después del recorte de fondos, el vínculo entre Nación y Ciudad se redujo “al mínimo indispensable”

·4  min de lectura
El presidente Alberto Fernández, al encabezar un homenaje a los fallecidos por la pandemia junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. La relación entre ambos pasa por un momento de "distancia".
ESTEBAN COLLAZO

El puntapié inicial de la guerra fue hace exactamente un año. Aquel 9 de septiembre de 2020, y casi sin previo aviso-el mensaje vía whatsapp llegó al celular de Horacio Rodríguez Larreta unos minutos antes del anuncio oficial-el presidente Alberto Fernández recortó, por decreto, 1,4 puntos de la coparticipación a la ciudad para apagar el conflicto con la policía bonaerense. La ofensiva, a la que se sumaría meses más tarde el proyecto de ley que fijó en $24.000 millones ($2000 millones mensuales) los fondos que el gobierno de Pro recibe para el funcionamiento de la policía porteña, definió el tono de un vínculo que nunca volvió a ser el mismo , y las simbólicas fotos que los mostraban en el combate conjunto a la pandemia se terminaron, sin espacio ya para la gestualidad del consenso.

La campaña electoral que termina por estas horas volvió a ser escenario de la disputa (esta vez verbal) entre el kirchnerismo y Rodríguez Larreta, mientras la pelea por los fondos promete tener nuevos capítulos después de las PASO.

Axel Kicillof acelera el gasto en Buenos Aires y agotó los recursos que le envía la Nación

“En este momento no hay nada qué hablar. Cada uno está en su campaña”, definieron a La Nación cerca del Presidente. Y precisaron que el vínculo se limita a conversaciones puntuales entre el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y su par porteño, Felipe Miguel, por temas operativos, y entre la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y su colega porteño, Fernán Quirós, en relación a las políticas sanitarias y el programa de vacunación. Todo lo demás (terrenos, obra pública, traspaso de la Justicia) está a cargo de segundas líneas y a paso lento, coinciden referentes de ambas administraciones.

Desde el gobierno porteño sostienen que el reclamo en la Corte para recuperar los fondos es “innegociable” y que la intención de la Casa Rosada fue “herir” el proyecto presidencial de Rodríguez Larreta. El “brutal” recorte en dos etapas a los fondos de la coparticipación de la ciudad dan sumados-según estimaciones del Ministerio de Economía porteño que encabeza Martín Mura-unos $70.000 millones de septiembre a septiembre, y de poco más de $76.000 millones de pesos para todo 2021 . De todos modos, en el edificio de la calle Uspallata evalúan que la quita no afectó las chances electorales de Juntos por el Cambio, porque “la gente ya sabe que Horacio, si tiene plata, hace obras”, comenta una fuente oficial.

Arenga de Horacio Rodríguez Larreta en el cierre de campaña de Juntos por el Cambio
Arenga de Horacio Rodríguez Larreta en el cierre de campaña de Juntos por el Cambio


Arenga de Horacio Rodríguez Larreta en el cierre de campaña de Juntos por el Cambio

“Nos pudieron con nosotros”, coincidió ayer María Eugenia Vidal desde el escenario y en el acto de cierre de su campaña en la Rural, con Rodríguez Larreta a pocos pasos. La exgobernadora bonaerense y candidata porteña prometió además “recuperar” ese flujo de dinero, aunque no precisó de qué modo. “ Vamos a sacar al kirchnerismo con las urnas ”, dijo el jefe de gobierno en el mismo acto, con un tono inusualmente duro y dejando de lado su habitual tono moderado.

Mientras Máximo Kirchner devolvía gentilezas y embestía, en un acto en Bahía Blanca, contra el jefe de gobierno y su “gran idea de eliminar las indemnizaciones por despido”(el propio Presidente agregó que “para ellos trabajar es un costo, por eso quieren parar las indemnizaciones”), desde el albertismo sostienen que la “redistribución” de fondos es “justa”, aunque promueven una posición “dialoguista” en relación al futuro del vínculo bilateral. “Dialogar y consensuar”, afirman cerca del Presidente cuando se los consulta por la relación. El candidato del Frente de Todos porteño, Leandro Santoro, se refirió poco y nada a ese recorte de fondos mientras enfocaba sus cañones, como el resto del oficialismo, en las “mudanzas” de Vidal a la ciudad y Diego Santilli a la provincia de Buenos Aires.

En relación a la disputa judicial, desde el gobierno porteño no se hacen ilusiones, y afirman que el reclamo en la Corte Suprema por la devolución de esos fondos podría “llevar meses”, más allá de que el Gobierno tiene plazo hasta el próximo 28 de septiembre para dar su postura y sus argumentos sobre el caso. “El tema está planchado” coinciden en el Ministerio de Economía que encabeza Martín Guzmán, encargado de continuar con el trámite judicial, sin solución política en el horizonte cercano. “Se va a contestar en la Corte, claro”, corroboran desde un despacho importante de Balcarce 50, y dejan para “después de las elecciones” el retorno del diálogo “constructivo” con la administración porteña, un claro objetivo electoral de la Casa Rosada a horas de una elección crucial.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.