Año Nuevo: París no será una fiesta

·1  min de lectura

La mascarilla vuelve a ser obligatoria en las calles de París a partir de este 31 de diciembre para hacer frente a la multiplicación de casos de Covid-19 por la variante Ómicron, mientras que los bares deberán cerrar a las 2 de la madrugada en la Nochevieja, y queda prohibido consumir alcohol en la vía pública.

A dos días de la San Silvestre, los países se protegen contra Ómicron. En Grecia, queda prohibida la música en bares y restaurantes. Para los italianos es ahora obligatorio mostrar su pasaporte de vacunación en transportes, hoteles, piscinas y gimnasios, entre otros. En París se vuelve de nuevo obligatorio el porte de la mascarilla.

Esta obligación se aplica a las personas mayores de 11 años, "a excepción de las personas que se encuentren en el interior de vehículos privados, los ciclistas y los usuarios de vehículos de dos ruedas" o "los practicantes de una actividad deportiva", especificó la policía de París en un comunicado.

El uso de mascarillas también será obligatorio en los lugares abiertos al público en París "con la excepción del Bosque de Boulogne y Vincennes, y en la zona de los aeropuertos de París-Charles de Gaulle, Le Bourget y París-Orly", según el comunicado oficial.

"A partir del viernes se establecerán controles regulares y reforzados", indicaron las autoridades, "en particular en las zonas más densas de la capital". Los infractores pueden ser multados con 135 euros.

No se puede beber ni bailar

Al mismo tiempo, París anunció el cierre de los establecimientos que ofrecen alcohol los sábados y domingos después de las 2 de la madrugada, y prohibió también "toda actividad de baile en todos los establecimientos abiertos al público".

Con la AFP


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.