A un año: cómo les fue a los ministros que entraron al gabinete tras la crisis de las “renuncias” kirchneristas

·1  min de lectura

El tembladeral interno que se produjo pasado el mediodía del miércoles 15 de septiembre de 2021, tres días después de la derrota del oficialismo en las PASO, hizo crujir los cimientos del Frente de Todos. La renuncia de Eduardo “Wado” de Pedro al Ministerio del Interior, hombre de confianza de Cristina Kirchner y referente de La Cámpora, abrió un efecto cascada en el que se sucedieron las dimisiones de otros cuatro ministros y cinco titulares de organismos nacionales.

Fue la primera avanzada fuerte del kirchnerismo duro contra el presidente Alberto Fernández y dejó heridas profundas. Las siguientes 48 horas fueron de reuniones, llamados frenéticos y negociaciones contrarreloj en un clima de tensión generalizada. De las dimisiones presentadas, Fernández solo aceptó una, del ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, que fue reemplazado por Daniel Filmus.

En tanto que en el tetris de nombres y facciones ingresaron como ministros, además de Filmus, Aníbal Fernández, Jaime Perczyk, Julián Domínguez y Juan Luis Manzur, como jefe de Gabinete. En tanto que Santiago Cafiero, hombre de extrema confianza del presidente y quien hasta entones ocupaba ese último cargo, desembarcó en Cancillería. En medio de promesas de mayor volumen político, diálogo y retórica en los medios, en el oficialismo hay coincidencias sobre que, en la práctica, las modificaciones no plasmaron un cambio significativo con lo que venía sucediendo.

Esa percepción volvió a revivir cuando este año se produjo la salida de Martín Guzmán del Ministerio de Economía y un sector importante del oficialismo reclamaba otra reformulación amplia, que era rechazada por el Presidente. Basado en la experiencia de hace un año, finalmente se optó por el ingreso de Sergio Massa en un ministerio ampliado, pero no tocar a otros funcionarios más allá de los afectados por la ampliación de Economía.