A más de un año, inicia reparación de socavones en corredor Cancún

·3  min de lectura

CANCÚN, QR., junio 23 (EL UNIVERSAL).- El corredor Cancún-Tulum tendrá una vía alterna provisional para sortear los dos socavones que llevan sin reparación más de un año en la carretera federal 307, lo que ha provocado afectaciones a trabajadores que se emplean en la Riviera Maya, a vacacionistas que visitan los destinos turísticos que ahí operan y a proveedores que surten a los grandes hoteles de la región.

Esta vía correrá por una servidumbre de paso o derechos de vía paralelos a la carretera y los trabajos estarán a cargo del Fondo Nacional del Fomento al Turismo (Fonatur), mientras las empresas Ingenieros Civiles y Asociados (ICA) y el Grupo México se hacen cargo de las reparaciones de ambos socavones, trabajos que deben ser entregados en diciembre de este año para no entorpecer la temporada vacacional decembrina.

Los dos socavones se ubican sobre la carretera federal en el tramo Cancún-Playa del Carmen, a la altura de Playa Paraíso y en el tramo Playa del Carmen-Tulum, a la altura de Puerto Aventuras. El primero se formó hace más de un año, pero reapareció, mientras que el segundo es una caverna acuática cuyo techo se desplomó el 13 de junio de 2020. Los buzos especializados que exploraron dicha oquedad la bautizaron como la cueva "me lleva el Tren", en referencia al megaproyecto Tren Maya, cuya ruta pasa por ahí.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el director general del Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, informó que, originalmente, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) había presentado una propuesta de reparación de la carretera, la cual fue rechazada debido a que omitía precisamente el paso del Tren Maya. "Era una solución que no era solución, porque le faltaba contemplar el doble peso del Tren Maya por el carril central, entonces nosotros íbamos a tener que romper lo reparado", dijo.

La situación retrasó los trabajos, pero aumentó los impactos al turismo, a la población y al comercio que se comunica a lo largo de ese corredor turístico, debido a que se cerró el paso por un solo carril, lo que duplica las dos horas que se llevaba trasladarse de Cancún a Tulum, lo cual se complica todavía más en las horas "pico". Jiménez Pons indicó que para resolver ese problema se construirá una carretera alterna que corra por los derechos de vía o la servidumbre de paso del lado continental, en lo que ICA y Grupo México reparan los tramos en donde están los socavones. ICA es la empresa encargada del Tramo 4 del Tren Maya, mientras que el Ejército mexicano ejecutará el Tramo 5 norte, de Cancún a Playa del Carmen y Grupo México, el Tramo 5 sur, de Playa del Carmen a Tulum.

El funcionario explicó que, debido a que la maquinaria de ICA ya está en la zona, se hará cargo de la reparación del socavón, aunque no corresponda al Tramo que ganó de acuerdo con la licitación. Además lo que llaman "socavón" en el tramo de Cancún a Playa del Carmen, es en realidad una falla persistente, cuya dimensión es mayor a los 120 metros que se extiende a casi 200 metros hacia el mar, lo que torna compleja la solución, que no será inmediata, advirtió.

En tanto, el otro "socavón", ubicado hacia Tulum, es "más convencional", aunque en realidad tampoco es un socavón, sino una cueva acuática de aguas cristalinas, cuyo techo se venció, a decir del Círculo Espeleológico del Mayab, que documentó que el sitio cuenta con vestigios que datan de los periodos Pleistoceno y Holoceno, de hace 2.5 millones de años, que se conecta además con otros ecosistemas ligados a la red de ríos subterráneos más grandes del mundo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.