A un año del primer caso de Covid-19 en Aguascalientes

Alejandro Romo/ NW Aguascalientes
·5  min de lectura

El domingo 15 de marzo el Instituto de Servicios del Estado de Aguascalientes (ISSEA) confirmó el primer caso del nuevo coronavirus Covid-19 en un habitante del estado, prácticamente dos semanas después del primer caso en México.

Se trató de un joven de 25 años de edad que estudiaba en España y que para esos días regresó a Aguascalientes para estar con su familia. Aunque se encontraba en observación desde su llegada a México, el 12 de marzo, fue hasta tres días después cuando las muestras del laboratorio del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicas (InDRE) confirmó los resultados positivos al virus.

26 días después de confirmarse el primer contagio de Covid-19 en Aguascalientes, se presentó también la primera defunción, la cual ocurrió en un hombre de 59 años de edad que había sido ingresado al Hospital Hidalgo tras presentar síntomas graves del virus.

Ahí permaneció intubado durante algunos días, sin embargo, perdió la vida luego de tener complicaciones con otras comorbilidades asociadas.

Desde entonces, la cifra de defunciones ha enlutado a más de 2 mil 300 familias, que han perdido a uno o más seres queridos a causa de la pandemia.

Los datos duros

Hasta este domingo 14 de marzo, la Secretaría de Salud Estatal contabilizó 2 mil 315 defunciones a causa del Covid-19, de las cuales el 61% se han presentado en hombres y el 39% en mujeres.

El grupo poblacional más golpeado por las defunciones causadas por el virus, ha sido el de los adultos mayores de entre 60 y 79 años de edad, en donde se concentran el 50.5% de las muertes totales.

El 70% de las personas fallecidas eran habitantes del municipio de Aguascalientes, 5% eran personas provenientes de otros estados de la República, 4% en Rincón de Romos y Jesús María y el 3% en Pabellón de Arteaga.

El 34.1% de las víctimas mortales padecían hipertensión arterial, 28.8% eran diabéticas y el 11.4% contaban con obesidad.

En relación a los contagios, hasta este domingo Aguascalientes reportaba un acumulado de 19 mil 900 casos positivos de Covid-19 desde hace un año, de los cuáles 16 mil 960 se han recuperado satisfactoriamente.

Del total de contagios, 421 se mantienen activos, es decir, que fueron confirmados en los últimos 14 días.

Por otra parte, se contabilizan 124 pacientes hospitalizados por presentar síntomas graves o muy graves del Covid-19.

Las curvas

Durante el año, Aguascalientes ha tenido tres momentos álgidos en la atención de la pandemia de Covid-19, principalmente en lo relativo a la ocupación hospitalaria.

El primero de ellos fue a finales de agosto, cuando la ocupación de camas de hospitalización general y con ventilador artificial alcanzó los 224 pacientes, lo que establecía un nuevo récord.

A partir de eso, y con la víspera de las fiestas patrias del mes de septiembre, el gobierno estatal determinó decretar Ley Seca durante una semana, lo que ocurría por primera ocasión durante la pandemia.

A raíz de esa medida, los contagios y el nivel de ocupación hospitalaria disminuyó. No obstante, en noviembre vendría una nueva oleada, más fuerte, que provocó un repunte importante en la cifra de defunciones y de hospitalizaciones de pacientes de Covid-19. El 26 de noviembre se volvió a romper el récord histórico, con 297 pacientes ingresados por presentar síntomas graves y muy graves.

Durante dos semanas, Aguascalientes se mantuvo entre las tres entidades de la República con mayor ocupación de camas con ventilador artificial.

En ese mes, el gobernador del estado, Martín Orozco Sandoval, ordenó un nuevo periodo de confinamiento, que incluía otra Ley Seca y el cierre de comercios y establecimientos no esenciales por un plazo de dos semanas, con lo que se buscaba controlar la incidencia de la pandemia y permitir mayor flexibilidad durante diciembre para reactivar la economía del estado.

Contrario a lo que se esperaba, en diciembre se registró una meseta en el número de contagios nuevos y de defunciones, reduciendo los pacientes graves y muy graves a alrededor de 200.

Sin embargo, los estragos de las fiestas decembrinas se cobrarían en enero, cuando Aguascalientes viviría el mayor de sus picos. Se acumularon 2 mil 337 casos nuevos de Covid-19, promediando 75 cada día de enero. Por su parte, se registraron 353 defunciones, lo que significó el mes más letal desde que inició la pandemia.

Fue de esta manera que las autoridades estatales y municipales nuevamente reforzaron las medidas de restricción de la movilidad comunitaria, a fin de reducir la incidencia de contagios y defunciones por un plazo de dos semanas.

La vacunación, una luz al final del túnel

El 12 de enero arribó el primer cargamento de vacunas contra el Covid-19 a Aguascalientes, y a partir del día siguiente inició la aplicación para el personal médico de primera línea de atención del Covid-19: médicos, enfermeros, camilleros, urgenciólogos, entre otros, tuvieron acceso al biológico.

Aunque la labor no fue sencilla por el retraso del suministro de vacunas durante casi un mes, la inoculación del sector más expuesto al virus se completó prácticamente al 100% durante febrero.

Al mismo tiempo, el 15 de febrero, se inició con la vacunación de adultos mayores de 60 años de edad en los municipios de Cosío, San José de Gracia y Rincón de Romos, con lo que se iniciaba la aplicación de la vacuna para la ciudadanía en general.

Posteriormente le siguieron los municipios de Pabellón de Arteaga, Jesús María, Calvillo y Asientos, restando únicamente San Francisco de los Romo, El Llano, Tepezalá y la capital, Aguascalientes, proyectados para lo que resta de marzo.

De esta manera, se espera que paulatinamente Aguascalientes, como el resto de las entidades federativas, vayan avanzando en el camino hacia la ‘antigua normalidad’.