"Otro año sin avances en justicia": madre de normalista desaparecido

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 4 (EL UNIVERSAL).- La señora Cristina Bautista, mamá de Benjamín Asencio Bautista, uno de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, aseguró que a casi ocho años de los hechos, no se ven avances en las investigaciones para localizar a los jóvenes y tampoco en el proceso que lleva a cabo la Fiscalía General de la República (FGR) para hacer justicia. En entrevista realizada por Marco Castillo, codirector de Global Exchange, la señora Bautista lamentó que los padres de familia siguen sin tener respuesta sobre el paradero de sus hijos y el castigo a los culpables de su desaparición. Enlaces Patrocinados

"Lo que vemos que no avanza, es decir, que hay nombres de la Policía Federal, municipal, del Ejército, que participaron en esa noche y no los han detenido, siguen libres, ahí es donde vemos que no se avanza como madres y padres, en la Fiscalía General de la República, que hay 82 órdenes de aprehensión y no han agilizado, por eso vemos allí donde hay obstáculos, que no se avanza", denunció. La madre de Benjamín Asencio Bautista advirtió que para el gobierno las investigaciones han sido positivas, pero para los padres de familia no, "y no podemos quedarnos callados".

"Muy triste al saber otro año más y todavía no tenemos a nuestros hijos, todavía no se puede avanzar con las investigaciones, todavía no están detenidos los verdaderos responsables de la desaparición forzada de nuestros hijos, todavía están libres y unos que han salido libres, eso es lo preocupante que vemos como madres y padres. "¿Por qué no podemos avanzar? nos preguntamos, nos cuestionamos, pero por el amor que le tenemos a cada uno de nuestros hijos estamos ahí, hay que seguir en la lucha, hay que seguir empujando, hay que seguir exigiendo al gobierno que debe de agilizar las investigaciones", manifestó.

Relató que las autoridades han encontrado supuestos restos de los estudiantes desaparecidos, como un pie u otras partes de los cuerpos, pero las familias no aceptan que sus hijos estén muertos, ya que "sin un pie se puede vivir, sin un brazo se puede vivir".

"No sabemos de nuestros hijos, quisiéramos que ya nos dijeran todo de todos de nuestros hijos, pero pues es poco avance que hay y como madres y padres ahí estamos en las reuniones, ahí estamos exigiendo que se avance, ahí vemos que como madres y padres nos damos cuenta que hay obstáculos, entonces eso es desesperante de no poder avanzar", señaló. Por otra parte, consideró relevante que se reconozca por parte del gobierno federal que la desaparición de los 43 jóvenes estudiantes de la Normal Rural "Isidro Burgos", de Ayotzinapa fue un crimen de Estado.

"Siempre lo denunciamos, que fue el Estado quien se los llevó a nuestros hijos y que participó la Policía Federal, municipal, el Ejército, que desde que salieron de la Normal los estudiantes fueron monitoreados por el C4 y ahora que confirma el gobierno eso es importante que diga el gobierno que fue el Estado", indicó.

Esta entrevista se dio en el marco de los preparativos de la Cumbre por la Paz, que se desarrollará en la Ciudad de México el 27 de febrero del 2023, donde se promoverá una serie de acciones binacionales para impulsar la justicia social, los derechos humanos y la igualdad en la vida democrática y en las relaciones de México y Estados Unidos. Previo a la Cumbre, los organizadores llevarán a cabo al menos cinco foros locales y regionales en Nueva York, California, Tijuana, Ciudad de México y en una comunidad indígena mexicana.