95-82. El Real Madrid evita sorpresas ante el colista

·4  min de lectura

Madrid, 12 nov (EFE).- El Real Madrid sufrió más de lo previsto para solventar, con un nuevo triunfo (95-82), la resistencia de un Zalgiris que llegaba como colista y con ocho derrotas en otras tantas actuaciones pero que, a base de triples, planteó dificultades a un rival en el que volvió a sobresalir Guerschon Yabusele y en el que Sergio Llull se mostró letal en los momentos decisivos.

En el primero de los cinco partidos que le esperan en los próximos nueve días, los blancos dominaron sin grandes alardes a un equipo lituano que se mantuvo con vida gracias a su acierto exterior en varias fases del encuentro -con un total de 13 triples- y que se impuso en el segundo y tercer cuartos, pero que tras 35 minutos soñando con la sorpresa se hundió en los últimos cinco.

Los de Kaunas, que se presentaron en Madrid con la sensible baja de última hora del pívot estadounidense Josh Nebo, demostraron de inicio por qué aún no han estrenado su casillero de victorias. Acumulaban errores a ambos lados de la pista y su juego deslabazado y falto de tensión permitió al Real Madrid tomar el mando del choque sin excesivo esfuerzo.

Con Walter Tavares dominando bajo aros y mostrándose muy superior al joven Marek Blazevic, los blancos se pusieron 8-0 a los tres minutos.

De la mano del recién llegado Zoran Dragic el Zalgiris logró situarse a un solo punto tras un parcial de 9-2 que obligó a Pablo Laso a pedir su primer tiempo muerto. Su equipo dominaba pero no terminaba de romper un partido de escasa calidad y errores en ambos bandos que llegó al final del primer acto con una cómoda ventaja local (20-11, min 10).

Los jugadores que entrena Jure Zdovc salieron mucho más entonados en la reanudación, con tres triples consecutivos que volvieron a ajustar el marcador, aunque solo de manera momentánea porque Rudy Fernández le devolvió la moneda de inmediato con dos aciertos desde el perímetro marca de la casa y una espectacular asistencia entre las piernas a Vincent Poirier. (32-24, min 14).

A cada triple lituano -enlazaron cinco en cuatro minutos y medio- respondían de inmediato los blancos, ya que Sergio Llull tomó el relevo de Rudy y enchufó sus dos primeros lanzamientos lejanos. Tristan Vukcevic, con un matazo a una mano, y Poirier elevaron por primera vez la brecha a quince puntos en el minuto 17, aunque la falta de consistencia defensiva del Real Madrid permitió la reacción liderada por Lukas Lekavicius. El Zalgiris se adjudicó el segundo cuarto (31-34) y pudo llegar con vida al descanso (51-45, min 20).

Con una marcha más en ataque, un quinteto más defensivo y Heurtel al mando de las operaciones, los madridistas recuperaron las rentas de dos dígitos y parecieron irse a por el partido, aunque ocurrió todo lo contrario. Lekavicius seguía anotando y repartiendo asistencias y un nuevo arreón lituano a base de triples desde todas las posiciones volvió a equilibrar la batalla (67-65, min 27).

El choque se mantuvo sin dueño hasta el final del tercer capítulo, que también se llevaron los lituanos. El Real Madrid se mantenía arriba gracias a su mayor profundidad de banquillo y a acciones individuales de Yabusele, pero todavía le quedaban diez minutos para sellar su séptima victoria del curso (75-70, min 30).

Pablo Laso apostó por sentar a su mejor anotador -Yabusele-, y por jugar con un solo pívot y con titulares curtidos en mil batallas como Llull, Rudy o Causeur, que mantuvieron el exiguo dominio blanco durante varios minutos hasta que el base balear, con un providencial triple en transición, empezó a cimentar el triunfo a cinco minutos y medio del final (86-75).

Hasta ahí llegó la resistencia lituana. Los locales siguieron sumando y terminaron sellando una victoria que le costó sumar más de lo previsto en el primero de los cinco partidos que le esperan en los próximos nuevo días.

- Ficha técnica:

95 - Real Madrid (20+31+24+20): Heurtel (12), Hanga (10), Taylor (-), Yabusele (15) y Tavares (10) -quinteto titular-, Causeur (4), Rudy Fernández (10), Vukcevic (7), Poirier (12), Abalde (2) y Llull (13).

82 - Zalgiris Kaunas (11+34+25+12): Lekavicius (12), Dragic (6), Strelnieks (7), Giffey (12) y Blazevic (10) -equipo inicial-, Webster (8), Kalnietis (2), Milaknis (6), Lukosiunas (-), Ulanovas (5) y Cavanough (14).

Árbitros: Robert Lottermoser, Michele Rossi y Sergio Silva. Sin eliminados

Incidencias: Partido de la novena jornada de la primera fase de la Euroliga disputado en el WiZink Center de Madrid ante 6.798 espectadores.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.