Hasta 93% de alumnos superdotados son mal diagnosticados: expertos

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 10 (EL UNIVERSAL).- En el marco de los Foros de Consulta de la Ley General de Educación en Materia de Educación Inclusiva, organizados por el Congreso de la Unión, especialistas destacaron que de acuerdo con el Centro de Atención al Talento, 93 por ciento de los niños superdotados en México se encuentra mal diagnosticado y sus casos se confunden con TDAH, Asperger o Autismo.

En los foros realizados en el Senado de la República, se señaló que, en lugar de recibir asistencia psicoeducativa diferenciada, a esos niños superdotados se les aplica tratamiento médico innecesario.

Los ponentes coincidieron en la necesidad de que se realicen cambios en la legislación para identificar y atender adecuadamente a los alumnos sobresalientes.

Durante el evento, más de 140 profesores expusieron los retos a los que se enfrentan en las aulas para logar que niños y jóvenes, sin importar su condición, puedan ejercer su derecho a la educación.

En total se presentaron 381 ponencias de docentes, padres de familia y alumnos, quienes coincidieron en que es fundamental definir claramente las funciones y responsabilidades de los maestros que atienden a estudiantes con alguna discapacidad o aptitudes sobresalientes.

Advirtieron que una asignatura pendiente de las autoridades educativas es la obligación de impulsar la formación continua en la materia, contratar personal suficiente y especializado para enseñar a niños y jóvenes sordos, ciegos, autistas, con parálisis cerebral o síndrome de Down.

Igualmente, demandaron rediseñar la infraestructura de los planteles, dotar de mobiliario adecuado, equipamiento tecnológico, de recursos económicos y materiales que cubran las necesidades de los educandos.

Consideraron que se requiere definir con claridad qué tipo de casos especiales se pueden integrar a una escuela regular, así como aceptar que los alumnos con alguna discapacidad deben ser tratados con base en diagnósticos médicos y pedagógicos, ya que tienen derecho a ser reconocidos con la condición de salud que presentan.

También pidieron que se revaloren y refuercen las Unidades de Servicio de Apoyo a la Escuela Regular (USAER), los Centros de Atención Múltiple (CAM) y las Unidades de Orientación a Padres de Familia (UOP), que se conservan en la mayoría de las secretarías de educación de las entidades federativas.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) subrayó que la inclusión y la equidad son temas prioritarios para convertir progresivamente el actual Sistema Educativo Nacional en un modelo que identifique, atienda y elimine las barreras del aprendizaje, con el objetivo de que, en igualdad de condiciones y oportunidades, se favorezca el acceso, el avance, la permanencia, la participación y la conclusión de estudios de alumnos con alguna discapacidad o aptitudes sobresalientes.