Casi 9 millones de personas se contagiaron de covid en las primeras semanas de enero

·3  min de lectura

La oleada de covid-19 obliga a los distritos escolares de Texas a cerrar temporalmente

Casi nueve millones de estadounidenses se reportaron enfermos al trabajo con covid-19 durante las dos primeras semanas del año, según han revelado nuevos datos.

La Encuesta del Pulso de los Hogares de la Oficina del Censo, publicada el miércoles, muestra que 8,8 millones de personas faltaron al trabajo por culpa del covid-19 entre el 29 de diciembre y el 10 de enero.

Entre el 1 y el 13 de diciembre, tres millones de personas declararon su ausencia por motivos relacionados con el covid-19, un 65 por ciento menos que a principios de año, después de que la variante ómicron del virus, altamente transmisible, se extendiera por todo el país.

No está claro cuántos de los 8,8 millones tuvieron que quedarse en casa a causa de la enfermedad sintomática en comparación con el simple hecho de dar positivo en el virus o entrar en contacto estrecho con una persona infectada.

El 3 de enero, el 14 por ciento de los 35.000 trabajadores del Departamento de Policía de Nueva York se dieron de baja. Casi 2.000 empleados tenían covid-19, mientras que 3.000 tenían síntomas gripales que les llevaron a quedarse en casa.

Ese mismo día, el virus afectó al cuerpo de bomberos de la ciudad de forma similar, con 11.000 bomberos que se dieron de baja, según reportó el New York Post.

Los datos de la Universidad Johns Hopkins han mostrado que los nuevos casos de covid-19 han descendido un 53 por ciento desde el 10 de enero, cuando se registraron 1,4 millones de infecciones.

El jueves, la universidad registró 644.814 casos y 2.479 muertes.

El número de nuevos casos diarios está disminuyendo rápidamente, sobre todo en las zonas del noreste de EE.UU., que fueron golpeadas con fuerza y rapidez por la variante ómicron. Las infecciones siguen aumentando en el Medio Oeste y en el Sur, pero el ritmo de aumento ha empezado a disminuir en las últimas semanas, según las nuevas cifras.

El número de muertes, que suele corresponder al número de casos de tres semanas antes, sigue aumentando en EE.UU. La media actual de víctimas mortales diarias se sitúa en 1.950.

A principios de enero, la media de muertes diarias era de 1.300. En las mismas fechas hace un año, cuando la mayoría de los estadounidenses aún no estaban vacunados, esa cifra era de 3.300.

Las hospitalizaciones también van a la zaga de los casos como indicador de hacia dónde va la pandemia. El miércoles, EE.UU. alcanzó un récord con 152.555 personas hospitalizadas. En el transcurso de la última semana, el número de hospitalizaciones se ha estabilizado en torno a las 150.000.

“Si miramos la historia de las enfermedades infecciosas, solo hemos erradicado una enfermedad infecciosa en el hombre, y es la viruela. Eso no va a ocurrir con este virus”, señaló el asesor médico jefe del Presidente, el doctor Anthony Fauci, durante la Agenda de Davos del Foro Económico Mundial el lunes.

“Pero esperemos que sea a un nivel tan bajo que no perturbe nuestras interacciones sociales, económicas y de otro tipo normales”, añadió el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

“Creo que eso es lo que siente la mayoría de la gente cuando habla de endemicidad, donde se integra en el amplio abanico de enfermedades infecciosas que experimentamos”, dijo, y añadió que es demasiado pronto para ver que el actual aumento de casos hará que la enfermedad quede al margen al ser más fácil de controlar.

“Eso solo ocurriría si no aparece otra variante que eluda la respuesta inmunitaria a la variante anterior”, aseveró el Dr. Fauci.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.