Chubut. El lago que se volvió desierto para darle agua a Comodoro Rivadavia

Leandro Vesco