El 82 % de los jóvenes marroquíes que viven en Europa se siente percibido como extranjero

·2  min de lectura

Rabat, 16 sep (EFE).- El 82 % de los jóvenes marroquíes que residen en seis países europeos -España, Francia, Alemania, Italia, Bélgica y Países Bajos- se ve percibido como extranjero en sus países de residencia y un 65 % también se siente extranjero cuando está en Marruecos.

Esta es una de las conclusiones del estudio difundido hoy "Situación de los jóvenes marroquíes residentes en Europa", elaborado por el Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero (CCME) con el Instituto IPSOS a través de 1.433 entrevistas a jóvenes marroquíes de entre 18 y 35 años.

La mayoría de los jóvenes entrevistados dijeron sentir que tienen una doble identidad, más destacada en los que viven en los Países Bajos (el 84 % se siente así), seguidos de los de Francia (80 %), Bélgica (79 %), España (70 %), Alemania (67 %) e Italia (60 %).

Italia (92 %) y Alemania (91 %) es donde más porcentaje se siente percibido como extranjero en su país de residencia, seguidos de España y Países Bajos (82 %).

La mayoría de los entrevistados en España es de padres marroquíes, el 80 % tiene estudios primarios o secundarios y el 40 % la nacionalidad española, un porcentaje este último que sube al 86 % en el caso de Francia, donde un 50 % tiene estudios superiores.

En Italia, sólo un 29 % tiene la nacionalidad italiana, mientras que en Alemania aumenta al 82 %, en Bélgica al 88 % y en Países bajos al 99 % de los encuestados.

En Italia es donde menos jóvenes dominan el idioma del país, un 57 %, porcentaje que es el del 94 % en Francia, el 97 % en Alemania, el 81 % en España, el 97 % en Bélgica y el 99 % en Países Bajos.

En cuanto al islam, en todos los países el porcentaje de los jóvenes que observan el ayuno en el mes de ramadán supera el 90 %, menos en Italia, donde el 69 % lo hace.

Además, un 68 % acude a las mezquitas en Francia, un 80 % en Alemania, un 72 % en Italia, un 82 % en España, el 73 % en Bélgica y el 100 % en Países Bajos.

El interés en participar en las elecciones en sus países de residencia oscila entre un 36 % en Italia y un 67 % en Francia, porcentaje que se sitúa en el 51 % en España.

En términos generales, los encuestados tienen una idea positiva de Marruecos y donde menos comparten esa idea es en Países Bajos (un 61 % percibe positivamente al país magrebí), seguida de España (68 %).

Las condiciones de trabajo son un problema para el 62 % de los jóvenes marroquíes que viven en Italia, porcentaje que baja al 23 % en Francia, 31 % en Alemania, 50 % en España, 30 % en Bélgica y 37 % en Países Bajos. Además, entre un 12 % (Bélgica) y un 57 % (Italia) se queja del nivel de los salarios (35 % en España).

(c) Agencia EFE