Los 82 años de Plácido Domingo, ensombrecidos por señalamientos

CIUDAD DE MÉXICO, enero 21 (EL UNIVERSAL).- "Fue un beso que ni vi venir ni pude esquivar ni quería recibir. ¿Cómo lo cuentas? Él es Plácido Domingo y tú no eres nadie. Es intocable, no debería, pero lo es", dice una cantante española de ópera, a quien se le protege su identidad.

Las palabras salieron esta semana como parte de un reportaje del programa televisivo ibérico "Salvados", siendo los primeros testimonios de cantantes locales afectadas por Domingo, quien este sábado cumple 82 años.

Quien fuera considerada unas de las mejores voces del mundo, dominando la escena operística entre los 80 y 90, se encuentra en medio de una nueva polémica por su comportamiento hacia mujeres que estaban por debajo de él en posición y reconocimiento.

Hace casi tres años aceptó haber sido responsable de acoso, luego de que un informe encargado por el sindicato de músicos de ópera de EU, donde se habían recibido denuncias al respecto, concluyó que eran ciertas y habían ido desde el flirteo hasta proposiciones sexuales, dentro y fuera del ámbito de trabajo.

"Aunque no fue mi intención, nunca nadie debería sentirse de esa forma", dijo esa vez tras disculparse y dimitir de la dirección de la ópera de Los Ángeles.

"Mi ferviente deseo es que esto resulte en un espacio más seguro para trabajar, y espero que mi ejemplo empuje a otros a seguir mis pasos", agregó.

Ahora nuevos testimonios en su contra han salido a la palestra.

Plácido Domingo, de nuevo en la polémica

"Salvados" transmitió el especial "Plácido, un secreto a voces", en el que se retoman los acontecimientos de 2019 cuando una veintena de mujeres denunciaron al cantante y entrevistan a algunas de ellas.

Debra Katz, que defendió a las dos primeras mujeres que dieron la cara, asegura al programa que aún ahora se siguen recibiendo llamadas de varias chicas que han sido acosadas por el artista europeo.

En España, donde nunca habían saltado señalamientos similares contra el artista, cerca de 20 personas admitieron a investigadores de "Salvados", aunque anónimamente, dichos comportamientos.

El más impactante ha sido el de una cantante en activo que por temor a represalias optó por salir en penumbras.

A ella le pedía poner su mano en la bolsa del pantalón y un día le dio un beso en los labios sin permiso, durante el desarrollo de un show.

También relató la experiencia de otra joven de 23 años a quien Plácido llamaba a todas horas, queriendo ir a su hotel y comer con ella.

El cantante no ha respondido hasta ahora los señalamientos.