Más de 800 detenidos en uno de los mayores operativos globales contra el crimen organizado

·3  min de lectura
Vista de la sede de Europol antes de la conferencia de prensa sobre la mayor acción policial y judicial internacional contra el crimen organizado
Jerry Lampen

LA HAYA.- Las fuerzas de seguridad de países en tres continentes montaron un gigantesco operativo internacional contra el crimen organizado dirigido por el FBI que permitió la detención de 800 personas, “un golpe sin precedentes” a pandillas criminales, según las autoridades.

La Operación Escudo Troyano incluyó operaciones policiales en 16 países. Es una de las operaciones más grandes y sofisticadas hasta la fecha contra las actividades delictivas cifradas. Los involucrados cayeron luego de que el FBI lograra interceptar sus mensajes durante años, tras un operativo en el cual vendieron miles de teléfonos móviles encriptados a estas organizaciones.

En la Argentina, la mayoría de los peruanos votó por Keiko Fujimori

“Estas informaciones condujeron durante la semana pasada a cientos de operativos policiales a una escala mundial desde Nueva Zelanda y Australia a Europa y Estados Unidos”, dijo el vicedirector de operaciones de Europol, Jean-Philippe Lecouffe.

Más de 800 sospechosos fueron detenidos y se incautaron más de 32 toneladas de drogas - entre cocaína, cannabis, anfetaminas y metanfetaminas-, así como 250 armas de fuego, 55 autos de lujo y más de 48 millones de dólares en efectivo y criptomonedas.

El cuerpo del operativo que arrestó a 800 personas en una enorme operación global
JERRY LAMPEN


El cuerpo del operativo que arrestó a 800 personas en una enorme operación global (JERRY LAMPEN/)

La Operación Escudo Troyano es un gran ejemplo de lo que puede lograrse cuando fuerzas de seguridad socias de todo el mundo trabajan juntas y desarrollan herramientas investigadoras de vanguardia para detectar, interferir y desmantelar organizaciones criminales transnacionales”, dijo Calvin Shivers, director asistente de la División de Investigación Criminal del FBI, en una conferencia de prensa en La Haya.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, dijo que la operación “asestó un fuerte golpe al crimen organizado, no solo en este país, sino que repercutirá en el crimen organizado de todo el mundo”. En el país fueron detenidas 224 personas, mientras seis laboratorios de drogas fueron cerrados y se incautaron armas de fuego y el equivalente a 35 millones de dólares.

A pesar de la pandemia, los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera alcanzan máximos históricos

Suecia arrestó a 155 personas, Finlandia detuvo a unas 100, Alemania a 70, Holanda a 49 y Nueva Zelanda a 35, en el marco de la operación.

Desde 2019, la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI) en coordinación con la Policía Federal de Australia, desarrolló y operó de manera encubierta una empresa de dispositivos cifrados, llamada ANOM, que creció para dar servicio a más de 12.000 dispositivos cifrados a más de 300 organizaciones criminales en más de 100 países, “incluido el crimen organizado italiano, las bandas de motociclistas fuera de la ley y las organizaciones internacionales de tráfico de drogas”, informó el comunicado de Europol.

En esta foto proporcionada por la policía de Nueva Zelanda, se muestra una gran cantidad de efectivo durante una redada policial como parte de la Operación Trojan
NZ POLICE


En esta foto proporcionada por la policía de Nueva Zelanda, se muestra una gran cantidad de efectivo durante una redada policial como parte de la Operación Trojan (NZ POLICE/)

El objetivo de la estrategia era ofrecer un dispositivo encriptado con características buscadas por las redes del crimen organizado, como borrado remoto y contraseñas de coacción, para persuadir a las redes criminales para que cambien al dispositivo.

Así, la coalición internacional de inteligencia exploró durante 18 meses más de 27 millones de mensajes obtenidos mientras los usuarios criminales de ANOM discutían sus actividades delictivas.

Un informe de EE.UU. encontró posible que el Covid-19 se haya fugado del laboratorio de Wuhan

Para difundir los dispositivos, este cuerpo se apoyó en personas que tenían influencia en los círculos criminales, entre ellos un capo de la droga huido en Turquía.

“Los aparatos circulaban orgánicamente y se volvieron populares entre los criminales, que confiaban en la legitimidad de la aplicación porque figuras reconocidas del crimen organizado los defendían”, agregó la policía de Australia.

Agencia AFP y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.