Al menos 80 detenidos en una acción contra el mayor grupo criminal de Brasil

Agencia EFE

Sao Paulo, 27 nov (EFE).- Al menos 80 personas fueron detenidas este miércoles en un gran operativo policial centrado en la región de Alagoas (noreste de Brasil), para desarticular el núcleo principal del Primer Comando de la Capital (PCC), la mayor organización criminal del país que tiene ramificaciones en Paraguay.

Según informó la Secretaria de Estado de Seguridad Pública (SSP), unos mil agentes civiles y militares cumplen, desde primera hora de la mañana, 110 órdenes de prisión en un total de ocho estados brasileños, especialmente en el de Alagoas, contra presuntos líderes de esta facción criminal.

Aunque las autoridades no confirmaron el número de arrestos, el canal televisivo "Globo" informó que al menos 80 fueron capturados por la policía.

La misma fuente aseguró que un presunto miembro del PCC falleció en un enfrentamiento con la Policía.

De todas las órdenes de prisión, 66 pertenecen al estado de Alagoas, aunque el operativo, bautizado como "Operación Flash Black", ocurrió simultáneamente en los estados de Mato Grosso do Sul (centro-oeste), Minas Gerais (sureste), Paraná (sur), Pernambuco (noreste), São Paulo (sureste), Tocantins(noreste) y Sergipe (noreste).

La operación tiene como objetivo "aislar a los líderes de la nueva estructura" criminal que, según la investigación, tienen la sede en Mato Grosso de Sul, desde donde un individuo llamado "Marea alta" comandaría el grupo, sustituyendo así al fundador y líder Marcos Williams Camacho, conocido como "Marcola" y actualmente preso en Rodonia (centro-oeste).

La SSP apuntó que la mayor facción criminal en Brasil, articulada en "niveles jerárquicos muy bien definidos", se caracteriza por la "frialdad con la que determina la ejecución de sus víctimas, incluidos jóvenes inocentes y miembros de la propia organización".

Esta operación policial es resultado de siete meses de investigación sobre crímenes de secuestros, asaltos y tráficos de drogas presuntamente promovidos por los integrantes de PCC.

En el operativo conjunto participan integrantes de la SSP/AL, del Ministerio de Justicia y del Ministerio Público del Estado de Alagoas, así como el Grupo Nacional de Combate a las Organizaciones Criminales, la 17ª vara criminal de la Capital (GNCOC), el Batallón de Operaciones especiales (Bope) y la Secretaria de Resocialización e Inserción Social (Seris).

Tanto la Justicia como la Policía brasileña llevan años siguiendo la pista del PCC, fundado a comienzos de la década de 1990 en una cárcel de Sao Paulo y cuya actividad está centrada en el tráfico de drogas y de armas, así como al robo de cargas y contrabando de combustible.

El PCC disputa el control del narcotráfico con varios otros grupos criminales, pues la existencia de decenas de organizaciones rivales del llamado crimen organizado ha desatado una guerra en el interior de las prisiones del país.

Este grupo criminal brasileño, al igual que otros como el Comando Vermelho, opera fuera del país, especialmente en las zonas fronterizas con Paraguay, como la ciudad de Pedro Juan Caballero, donde controlan el tráfico de drogas.

(c) Agencia EFE