Estos 8 hábitos alimenticios afectan tu sueño

Alicia Duarte
·3  min de lectura
Estos 8 hábitos alimenticios afectan tu sueño
Estos 8 hábitos alimenticios afectan tu sueño

Si alguna vez te has preguntado porque tienes dificultades para conciliar el sueño, dormir por periodos de tiempo prolongados o simplemente te despiertas cansado aunque hayas dormido varias horas, tu problema puede que reside en lo que consumes y cuándo es que lo consumes. Te presentamos una lista de 8 hábitos que puede que tengas y que por ende no te permiten dormir. Se recomienda evitarlos para poder descansar sin interrupciones.
1. Consumir una gran cantidad cafeína para tu cuerpo
Ha sido más que comprobado en estudios que la cafeína interfiere con las horas de sueño, aún cuando han pasado múltiples horas desde la última vez que la consumiste. Esto se debe a que la cafeína interviene con la sustancia química llamada adenosina que tiene propiedades sedantes y es la que envía la señal de sueño al cerebro. Al intervenir con la producción de esta, el cuerpo no recibe dicha señal y por lo tanto retrasa el inicio del sueño. Ten en cuenta que la cafeína se encuentra en el café, té, refrescos, chocolate y bebidas energéticas.
2. Comer alimentos en grandes cantidades
Una comida abundante y pesada puede causar hinchazón, lo cual dificulta el sueño y permanecer dormido. Por lo mismo de que la grasa tarda más tiempo en digerirse, la molestia estomacal también puede causar cierta molestia al momento de acostarnos. Es por ello, que se recomienda evitar comidas grasosas en las cenas. Si llegas a consumirlas, evita acostarte por lo menos hasta que hayan pasado dos horas. De igual forma, si tienes hambre antes de acostarte puedes consumir alimentos ligeros y bajos en calorías, evita no consumir nada, puesto que los dolores por hambre también pueden interrumpir el sueño.

3. Consumir grandes cantidades de azúcar
Se deben evitar alimentos altos en azúcar previo a la hora de dormirse, puesto que la alta ingesta puede predisponer a diversas enfermedades, además de provocar insomnio.

4. Los alimentos picantes
Estos provocan acidez estomacal la cual dificulta la conciliación del sueño así como causar malestar durante toda la noche. Por lo consiguiente, se recomienda evitar chiles, curry, refrescos, alimentos ácidos, etc.
5. El alcohol
Es cierto que tomar una copa de vino puede ayudar a conciliar el sueño, pero beber previo a acostarse puede perturbar el sueño durante toda la noche obstaculizando el sueño profundo. Además, aumenta las idas al baño en la noche. Es por esto, que se recomienda limitar el consumo de alcohol, si se pretende tomar se debe hacer horas antes de acostarse para que el cuerpo pueda procesarlo y con una o dos bebidas máximo mientras se intercalan con agua.

6. Beber demasiado líquidos

Consumir grandes cantidades de líquidos hace que las ganas de ir al baño aumenten y por ende, nos tengamos que despertar a cada rato. Se recomienda evitar grandes cantidades de ellos previo a la hora de dormir.

7. Tener sobrepeso o estar bajo de peso
Un peso corporal excesivo aumenta el riesgo de tener apnea del sueño, la cual afecta la capacidad de respirar durante la noche y el ciclo de sueño. Igualmente, alguien extremadamente delgado también puede tener interrupciones de sueño o insomnio.
8. Restringir las calorías durante el día
Restringirse de forma severa las calorías que se ingieren durante el día y consumirlas en la noche u horas previas antes de dormir, esto causa alteraciones al sueño.
Muchos de estos hábitos puede que llevemos tiempo haciéndolos, por lo que será difícil cambiarlos, pero si lo hacemos podremos dormir plenamente y descansar como se debe.
Video Relacionado: Una Mordida Tacos Tijuana: "Taconazo"