A 8 años de la muerte de Nisman, la DAIA insistió en que fue un asesinato y pidió que la Justicia mire menos a la política: “No es cuestión de fe”

Murió el jefe de Criminalística de la Gendarmería, Orlando Caballero, quien peritó la muerte de Alberto Nisman
Alberto Nisman - Créditos: @Fabián Marelli / LA NACION

A ocho años de la muerte del fiscal Alberto Nisman, el presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Jorge Knoblovits, insistió en que este causa “no tiene que ser una cuestión de fe” porque la Justicia ya hizo su determinación. “Fue asesinado”, aseveró sobre el funcionario judicial que falleció en la torre Le Parc de Puerto Madero el 18 de enero de 2015. Asimismo, Knoblovits pidió que la Justicia mire menos a la política.

“Lo que debemos tener en cuenta es que la muerte de Nisman está determinada como asesinato, no tiene que ser una cuestión de fe; no es que para algunos tiene que ser un suicidio, depende a qué lado pertenecen, y para otros fue asesinado. Está determinado por la Justicia argentina que Alberto Nisman fue asesinado de determinada manera, con inoculación de ketamina”, sostuvo el titular de la DAIA en Radio Continental.

Jorge Knoblovits decidió realizar la denuncia, tras recibir una carta intimidatoria en la sede de la entidad
Jorge Knoblovits, presidente de la DAIA

Tras recordar que no hay un autor identificado, Knoblovits destacó que sí hay una causa en este expediente. “Ese móvil es la investigación que Alberto Nisman hizo sobre el atentado a la AMIA y sobre el Memorándum con Irán. Estas cosas sí están claras”, planteó el presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas, quien incluso contó un encuentro que tuvo con el fiscal antes de su muerte. “Yo estuve con Alberto Nisman tres días antes de su asesinato, yo no vi un suicida. No es que lo piense, yo estuve con él, vi un hombre entusiasmado, apasionado. Tuvo dos hijas a quienes adoraba”, señaló.

Asimismo, dijo que esa era su “impresión personal” al respecto de cómo vio a Nisman y aunque señaló que lo que importa es lo que dice la Justicia, indicó al respecto de la participación televisiva que tuvo el funcionario judicial en el programa A dos voces el 14 de enero de 2015: “No sé si alguien de los oyentes habrá visto un suicida en alguien que tenía esa pasión por la investigación y por lo que estaba haciendo”.

Convencido de que el esclarecimiento de esta causa y del atentado a la AMIA -que Nisman investigaba- deben ser reclamos nacionales y no solo de la comunidad judía, Knoblovits aseguró que la impunidad es un problema en la Argentina y se refirió a la vinculación entre la política y el Poder Judicial, en un momento de alta tensión entre el Gobierno y la Corte Suprema de Justicia. “La política tiene que dejar de mirar tanto a la Justicia; y la Justicia tiene que empezar a leer más la letra de la ley y mirar menos a la política. Ahí creo que vamos a estar mejor jurídicamente todos”, indicó.

“Aquí en la Argentina la impunidad está definida como la falta de castigo por un delito a un delincuente y me parece que en este caso es lo que estamos hablando. En el asesinato de Nisman hay impunidad. En el caso del atentado [a la AMIA] hay impunidad porque no están detenidos los culpables, que sí están determinados gracias a la investigación de Nisman. Es Alberto Nisman quien murió por esta investigación, quien determinó la participación de Irán, de los funcionarios de Irán que se reunieron en determinado lugar para resolver dónde era el atentado y la fecha”, siguió.

En el comienzo de este año electoral, el hombre también detalló que desde la DAIA, una organización política apartidaria, reciben anfitriones de todo el espectro político para conocer y ampliar las posiciones de los dirigentes en temas que interesan dentro de la asociación, como el antisemitismo o el terrorismo.

Tras decir que ve a la sociedad argentina “alerta, inquieta, interesada y molesta por algunas cuestiones”, Knoblovits destacó que se debe rescatar que en el país hay un gran logro, la convivencia interreligiosa. “En la Argentina se puede caminar con kipá por la calle, con cualquier símbolo, los miembros de la comunidad musulmana o judía, y nadie va a ser atacado por ello. Esto no lo pueden hacer en Francia, en muchas sociedades de Estado tampoco. La Argentina tiene algunos beneficios que tenemos que rescatar, esto es lo que no tenemos que perder en los años electorales: la convivencia y cómo nosotros como sociedad tenemos este amor por lo otro, por el distinto”, indicó.

Por último, Knoblovitz adelantó que no podrá estar en la oración interreligiosa que se hará a tres años del crimen de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado en Villa Gesell en 2020, pero remarcó la relevancia de la actividad. “Es muy importante porque en la medida en que en los grandes temas estemos todos juntos, vamos a tener ‘nunca más’ en estos temas que comprometen a la sociedad argentina. Nos hemos puesto de acuerdo en juzgar a los militares, hay otras cuestiones. Me parece muy interesante que los padres de Fernando convoquen a este acto para que todos tomen conciencia de que el acto violento patoteril en la Argentina no puede volver a pasar”, marcó.

El posteo de Waldo Wolff

El flamante secretario de Asuntos Públicos de la ciudad, Waldo Wolff, se manifestó en un nuevo aniversario de la muerte del fiscal Nisman. “La mentira tiene un aliado que es el silencio. Lo contrario es no callar la verdad. Por eso nuestro mejor homenaje es dejar testimonio. Y así lo haremos”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El nuevo funcionario porteño acompañó su posteo en la cuenta de Twitter con imágenes de la multitudinaria manifestación que hubo para pedir que se esclareciera la causa del deceso de Nisman.