El 76% de los municipios bonaerenses tiene un bajo índice de transparencia fiscal

·4  min de lectura
Según el Índice de Transparencia Fiscal Municipal que elabora ASAP, 102 de los 135 municipios bonaerenses tienen un bajo o nulo cumplimiento en la publicación de sus gastos administrativos
Según el Índice de Transparencia Fiscal Municipal que elabora ASAP, 102 de los 135 municipios bonaerenses tienen un bajo o nulo cumplimiento en la publicación de sus gastos administrativos

Solo 17 de los 135 municipios bonaerenses presentaron un alto cumplimiento en su transparencia fiscal, es decir, en la publicación y visibilidad de sus presupuestos y de la ejecución de los mismos. Los datos fueron publicados por la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP). Según el informe, el 76% de los distritos tienen un índice de transparencia y visibilidad bajo, regular o nulo.

Si bien no existe una ley que exija a los intendentes transparentar datos, la ASAP basa su medición en los parámetros de la ley de responsabilidad fiscal –13.295–, a través de la cual el gobierno de la provincia de Buenos Aires adhiere a la obligación nacional de difundir los gastos públicos –fijada por la ley 25.917–, e incentiva a hacerlo a los municipios. Con esta normativa como referencia, desde junio de 2019 en la organización confeccionan el Informe de Transparencia Fiscal Municipal, entendiendo que las disposiciones guardan “saludable relación con las mejores prácticas de gestión gubernamental y posibilitan el control ciudadano”.

La franja de municipios que tuvieron un bajo a nulo cumplimiento de la transparencia fiscal pasó del 71% en septiembre de 2020 al 76% en mayo de este año, según datos de ASAP
La franja de municipios que tuvieron un bajo a nulo cumplimiento de la transparencia fiscal pasó del 71% en septiembre de 2020 al 76% en mayo de este año, según datos de ASAP


La franja de municipios que tuvieron un bajo a nulo cumplimiento de la transparencia fiscal pasó del 71% en septiembre de 2020 al 76% en mayo de este año, según datos de ASAP

“Hay más de 100 municipios adheridos a la normativa provincial, por eso la tomamos como referencia. No valuamos la obligatoriedad ni la gestión de cada intendencia, sino su cumplimiento con la publicación de datos fiscales en los portales web oficiales y la facilidad para acceder a esos números”, explicó a LA NACION Federico Collino, el director ejecutivo de la filial bonaerense de ASAP.

El relevamiento arrojó buenas y malas noticias. En tanto el porcentaje de municipios con alto cumplimiento ascendió del 8% al 13%, la franja de bajo a nulo cumplimiento también se engrosó. Las 96 administraciones que presentaban malas prácticas de transparencia en 2020 son, ahora, 103. En este marco, Collino detalló: “Pasaron dos cosas. El informe se convirtió en un disparador para que todos hagan públicas sus cuentas, pero, en el medio, ocurrió la pandemia por coronavirus. Entendemos que el teletrabajo y demás complicaciones hicieron que los rezagos fueran más grandes. Los datos, quizás, se publican igual, pero con retrasos en las cargas”.

Según determina la ley de responsabilidad fiscal, en el artículo 4, los municipios que adhieran a la normativa pueden atrasarse hasta un trimestre en la difusión de “la información trimestral de la ejecución presupuestaria, del gasto clasificado según finalidad y función, del stock de la deuda pública y del pago de servicios de la deuda” de sus presupuestos, una vez que son aprobados.

Mejoras respecto de 2019

Cuando la ASAP comenzó con los informes, en junio de 2019, únicamente dos intendencias de la provincia marcaron más de 75 puntos en su transparencia; fueron las administraciones de General San Martín y de Bahía Blanca, ambas con 80 puntos. En mayo de este mes, las que alcanzaron este ranking fueron 17: Carlos Tejedor (Frente de Todos), Chivilcoy (Consenso Federal), General Pinto (Frente de Todos), La Matanza (Frente de Todos), Rauch (UCR), Saavedra (Juntos por el Cambio), San Cayetano (UCR), Tandil (UCR), Tres Arroyos (Movimiento Vecinal) y Tres de Febrero (Juntos por el Cambio), todas con 100 puntos; Balcarce (Juntos por el Cambio), Berisso (Frente de Todos), Chascomús (Frente de Todos), General Pueyrredón (Juntos por el Cambio), Junín (Juntos por el Cambio) y Trenque Lauquen (Juntos por el Cambio), con 90 puntos, y Colón (Frente para la Victoria), con 80.

“Estamos haciendo hincapié en intentar que los municipios suban a la categoría de alto cumplimiento. El objetivo es poder brindar al ciudadano transparencia acerca de lo que gasta cada localidad. Es un sano ejercicio para que todos puedan tener un acceso facilitado a las cuentas públicas. No solo se mide que la información esté en la web, sino que se encuentre a mano”, indicó el director bonaerense de la asociación.

El ejercicio ha verificado ser útil para cumplir con la premisa enunciada por Collino. En efecto, aún en contexto de pandemia, 25 administraciones municipales –un 18,5% del total– evidenciaron una mejora en más de 10 puntos en su transparencia fiscal respecto del último relevamiento, de septiembre de 2020. Incluso, en algunos casos la mejora fue abrupta: la intendencia de Berisso pasó de 5 a 90 puntos; la de Mercedes, de 5 a 65; la de Balcarce, de 30 a 90, y la de Trenque Lauquen, de 35 a 90.

Pese al panorama alentador, el camino hacia la transparencia todavía es largo. Dentro de los 102 distritos bonaerenses con mala performance –el 76% del total–, hay 32 administraciones que nunca difundieron sus resúmenes fiscales. No publicaron la información financiera sobre el ejercicio en curso, ni tampoco el presupuesto vigente. El llamado a rendir cuentas incluye a La Plata, Lomas de Zamora, San Miguel y Zárate, algunos de los municipios más poblados de la provincia.