Con 71 años: ¿por qué el príncipe Carlos solo tiene síntomas leves del coronavirus?

LA NACION
·2  min de lectura

El príncipe Carlos tiene coronavirus, pero, a pesar de ser población de riesgo, se siente bien y no debió ser internado.

El príncipe Carlos se suma a la larga lista de infectados por coronavirus en el mundo.Aislado en su residencia de Escocia, no se ha podido identificar la fuente de transmisión debido a los múltiples compromisos en los que el heredero de la corona ha participado durante las últimas semanas. Lo que sí ha observado el equipo médico que lo atiende es que el caso de Carlos no es grave, sino que solo muestra síntomas leves propios de cualquier gripe estacional.

Con 71 años cumplidos el pasado noviembre, el príncipe califica como "población de riesgo". Sin embargo, no ha sido necesario trasladarlo a un centro médico debido a que Carlos goza de una muy buena salud.

Coronavirus hoy en la Argentina y el mundo: minuto a minuto y las novedades del 25 de marzo

Si bien es cierto que la genética ayuda, el príncipe siempre se ha caracterizado por llevar una vida sana dedicada a las tareas humanitarias a través de la asociación The Prince's Charities, fundada por él en 1970. Un repaso a las causas impulsadas por la institución explican el buen estado de Carlos: la agricultura ecológica, el medio ambiente, el uso de las medicinas alternativas -la homeopatía, entre ellas- y el cuidado de los edificios históricos.

Carlos es un apasionado por la comida sana, las caminatas y la homeopatía.

Un breve análisis de estos temas permite concluir que Carlos abraza un estilo de vida saludable que le ha permitido llegar a los 71 años con la misma silueta de hace más de tres décadas: prueba de esto es que sigue utilizando con frecuencia un abrigo que fue confeccionado en 1985. Los medios británicos aseguran que desde hace años mantiene su peso en 72 kilos.

Se sabe que todas las mañanas dedica unos diez minutos a una exigente rutina de ejercicios de las Fuerzas Aéreas canadienses. Además, le encanta hacer largas caminatas y dedicar parte de su día al jardín y a la agricultura ecológica. En este sentido, la alimentación es otro de los secretos que explican su buen estado de salud.

El príncipe es un apasionado por los alimentos orgánicos. De hecho, tiene su propia marca especializada llamada Duchy Originals, que comercializa especias, mermeladas y galletitas, entre otros productos.

Hoy, el coronavirus ha afectado a más de ocho mil personas en el Reino Unido de las que 422 han fallecido.