7 mil empresas no entregaron dictamen fiscal y serán multadas

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 16 (EL UNIVERSAL).- El Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) estimó que alrededor del 40% de las empresas que tienen la obligación como grandes contribuyentes de entregar al Servicio de Administración Tributaria (SAT) el dictamen fiscal de sus estados financieros para comprobar el correcto pago de impuestos en el 2022, no cumplió con esta obligación el 15 de mayo.

Lo anterior significa que incumplieron 7 mil 200 empresas de un total de entre 18 mil y 17 mil que tienen que dictaminar sus estados financieros a cargo de un contador inscrito para avalar que el corporativo declaró de forma correcta los impuestos pagados correspondientes al ejercicio 2022.

De existir una diferencia como resultado de la dictaminación, la empresa debe pagar los impuestos a cargo, señaló.

IMCP resalta la obligatoriedad de presentar dictámenes fiscales

La presidenta del IMCP, Laura Grajeda, recordó que en el pasado se presentaban ante el SAT alrededor de 90 mil dictámenes fiscales, que dejaban una recaudación de impuestos de 6 mil millones de pesos precisamente por las diferencias que arrojaba el dictamen fiscal con la declaración de impuestos de las empresas.

Mencionó que las empresas que facturaron mil 650 millones de pesos en el 2022 están obligadas a cumplir con esta disposición, que incluye a las que están listadas en alguna bolsa de valores, y que volvió a ser obligatoria para el ejercicio fiscal del 2022.

Pero también es opcional para las empresas que tuvieron ingresos el año pasado por 140 millones de pesos. Dijo que si bien el 15 de mayo se venció el plazo establecido para la entrega de este documento y que fue rechazada la solicitud del IMCP para una prórroga de un mes, pidió al SAT sensibilidad porque las empresas y contadores tienen la disposición de cumplir con esta obligación.

Acusó que no pudieron entregarlo por las fallas e intermitencias que tuvo el aplicativo SIPRED 2022 que diseñó el órgano recaudador de impuestos para presentarlo en su portal.

Reconoció que el aplicativo del SAT estuvo disponible desde abril, pero en los últimos días falló y muchos contribuyentes no pudieron presentarlo a tiempo. En tanto, el presidente del Instituto de Contadores Públicos de Nuevo León, recordó que además el contador corre el riesgo de ir a la cárcel si se comprueba que ocultó información de la empresa que dictaminó sus estados financieros para no pagar los impuestos correspondientes.

Es decir que tienen que notificar al SAT si la empresa que está dictaminando sus estados financieros cometió algún delito de defraudación o evasión fiscal, de lo contrario pueden perder su registro como contador e incluso pagar una pena de cárcel de hasta seis años, expuso.

Las multas

Por su parte, el presidente del Colegio de Contadores Públicos de México, Juan Manuel Puebla Domínguez, se refirió a las consecuencias que tendrán que enfrentar los grandes contribuyentes que no entregaron el dictamen fiscal al SAT en la fecha límite que fue el 15 de mayo.

Indicó que las multas que impone el SAT a las empresas por no dictaminar sus estados financieros o presentarlo fuera de plazo van desde los 15 mil 410 pesos a 154 mil pesos.

Adicionalmente la autoridad fiscal podrá aplicar la suspensión temporal del uso del Certificado del Sello Digital, necesario para emitir facturas, y en caso de no solventar el incumplimiento, puede derivar en la eventual cancelación definitiva, advirtió.